PDF )   Rev Osteoporos Metab Miner. 2021; 13 (2): 49-50
DOI: 10.4321/S1889-836X2021000200001

Gómez de Tejada Romero MJ, Sosa Henríquez M
Comité de Dirección de la Revista de Osteoporosis y Metabolismo Mineral

 

La Revista de Osteoporosis y Metabolismo Mineral (ROMM) se creó a finales del año 2009 y se presentó en el Congreso de la Sociedad Española de Investigación Ósea (SEIOMM) de ese año celebrado en Santander. Hemos participado desde el principio, tanto en la creación, puesta en marcha y posteriormente desarrollo de la misma, hasta la actualidad. Son los asociados de la SEIOMM los que deben valorar nuestra gestión. Por nuestra parte, creemos que se ha cumplido un ciclo y que es conveniente la renovación del equipo directivo. Por ello y por medio de esta Editorial, nos despedimos, agradeciendo a todos aquellos que han confiado y colaborado con nosotros: Juntas Directivas, miembros del Comité Editorial y los asociados, unos que han remitido artículos y otros que han actuado como revisores. Y un especial agradecimiento a nuestros colaboradores en el día a día: a Jesús y a Concha, editores de Ibáñez y Plaza; a Gabriel Plaza, responsable de la página web; y a David Shea, traductor de la Revista, con los cuales ha sido tan fácil trabajar siempre, y quienes con su profesionalidad y dedicación han contribuido enormemente a que esta Revista esté donde está ahora mismo. A todos, gracias.
En un artículo previo, rememorando los primeros diez años de la revista, revisamos el proceso de creación y sus inicios [1], función que creemos que se ha cumplido, sin lugar a dudas, con la consolidación de la revista. La ROMM ha sido y continúa siendo el vehículo para publicar las comunicaciones presentadas a los Congresos anuales de la SEIOMM. Otra función, más opinable, es la de servir como medio para que los asociados publiquen parte de su investigación, procurando que su difusión fuese cada vez mayor. Y decimos opinable, porque después de 12 años al frente de la revista opinamos que los asociados, en general, creen que la revista es innecesaria.
Hemos tratado de conseguir, por una parte, que la ROMM esté presente en el mayor número de bases de datos, repositorios y páginas Web y por otra, que la calidad de los artículos que se publiquen en la misma vaya en aumento. Si tomamos como referencia distintas herramientas dedicadas a valorar ambos aspectos, puede confirmarse que ambos cometidos se han ido cumpliendo, con la presencia en bases de datos importantes como Scopus, Google Académico y otras como ERIHPLUS y MIAR [2,3], además de conseguir un índice de impacto.

¿Dónde estamos presentes? Bases de datos, directorios y repositorios donde está incluida la ROMM
La ROMM está incluida en la actualidad en las siguientes bases de datos y repositorios: Scopus, Web of Sciences, SciELO, DOAJ, ERIHPLUS, Redalyc, IBECS, Embase, Open J-Gate, Free Medical Journals, Sociedad Americana de Investigación Científica (SIIC), Google Scholar, Medes, ÄZ3, e-revist@s, WorldCat, Latindex, EBSCO, Medic Latina, Dialnet, Safetylit, Mosby´s, Emcare, Academic Keys, CRUE, Hinari, REDIB, Emerging Sources Citation Index, British Library, ROAD y MIAR que suman un total de 31 bases de datos.
Algunas de estas bases se retroalimentan entre sí, como ocurre con DOAJ, SciELO y Dialnet. Siendo todas importantes y sin desmerecer ninguna de ellas, SciELO tiene una gran implantación entre los países de habla hispana y portuguesa, Redalyc abarca sobre todo a los países hispanoamericanos, especialmente México y Scopus es después de Journal of Citation Reports, la base de datos más utilizada y tiene su propio “factor de impacto” al que nos referiremos más adelante. Finalmente, Google Académico se está convirtiendo en los últimos años como un lugar de búsqueda de artículos científicos complementario del PubMed, dado que todos los artículos que están recogidos en el PubMed lo están también en el Google Académico, pero no ocurre lo mismo a la inversa.
Hay dos bases de datos en las que, por su rigor, ha sido especialmente difícil ser incluidos. Son ERIHPLUS, una base de datos noruega que rechaza a casi la mitad de las solicitudes2 y MIAR, acrónimo de “Matriz de Información para el Análisis de Revistas”, de la Universidad de Barcelona que a su vez recoge información de 116 bases de datos, calificando la calidad de las revistas. En el campo de la osteoporosis, la ROMM se encuentra en la mitad de la tabla [3], con una puntuación de 9,6 sobre un máximo posible de 11 (véanse tablas 1 y 2). En el Google Académico, dentro de las revistas españolas, la ROMM se encuentra situada en el puesto 71 de 99 [4].

 

Evolución de la ROMM en Scopus
Incluida en la base de datos Scopus, después de tres intentos, la ROMM tuvo por primera vez “factor de impacto”, el calculado por Scopus que es el denominado Scimago Journal Rank o SJR. El primer año que tuvo SJR, en el año 2015 éste fue de 0,108. El mismo ha ido aumentado año tras año, estando en la actualidad en el año 2020 en 0,133 (véase la figura 1) [5]. Nos encontramos en el cuartil 4º (Q4), en el área de Endocrinología Diabetes y Metabolismo, que es donde son incluidas las revistas dedicadas al metabolismo mineral óseo. Estamos en el puesto 195 de un total de 232 revistas6.

El camino hacia el Journal of Citation Reports (JCR) y el PubMed
Desde el principio ha sido nuestro objetivo la inclusión de la ROMM en el JCR y con ello, inmediatamente en el PubMed. Es la base de datos de más prestigio y pese a la existencia de otros “factores de impacto” como el de Scopus o incluso del Google Académico [4-6], es el factor de impacto por excelencia.
Hemos solicitado en dos ocasiones la inclusión de la revista en el JCR, y en ambas fuimos rechazados. Algunas razones de este rechazo podrían ser discutidas, porque se basan en opiniones, y otras podrían incluso ser rebatidas, pero la base de la negativa a ser incluidos es innegable: se trata de una revista endogámica, en la cual los autores, los revisores y el Comité Editorial se repiten una y otra vez. Otra razón que esgrimen es que los artículos, en general, no son de suficiente calidad. Y para determinar esto se basan en la escasa repercusión que tienen en otras revistas científicas.
Estos inconvenientes tienen difícil solución. La revista arrastra un déficit permanente de artículos desde su creación. Completar cada número es una verdadera agonía. La solicitud de originales de calidad a los investigadores de la SEIOMM es una constante, tanto desde la página Web de la SEIOMM, como en correos corporativos remitidos a los asociados por parte de la Junta Directiva, como, por último, individualmente, del Director a los investigadores de la SEIOMM. Sin embargo, la fuente principal de artículos originales remitidos a la revista la constituyen aquellos que son requeridos para subsanar una deuda contraída por un grupo investigador al acceder uno de sus miembros a una beca de la FEIOMM, ya sea de investigación o para acudir al Congreso Americano de Metabolismo Mineral Óseo (ASBMR). Por lo tanto, los artículos son remitidos como parte de un “contrato” y así cubrir una necesidad para poder seguir optando a futuras becas. Son, por lo tanto, en muchas ocasiones, artículos que constituyen los retales de una investigación cuya producción original fue remitida a una revista con factor de impacto del JCR, lo cual por otra parte es razonable y con lo que la ROMM no puede competir. Por ello, los artículos que publicamos no son los mejores que genera cada grupo investigador y por esa misma razón no son referenciados, con lo cual la repercusión científica de los mismos en otras revistas será baja y ello dificultará una buena valoración por parte de la ROMM entre los revisores del JCR. Así se cierra el círculo vicioso.

¿Cuál es el futuro de la ROMM? ¿Qué quieren de ella los asociados de la SEIOMM?
El futuro de la ROMM será aquel que sus asociados decidan, pero por medio de sus acciones, que se deben traducir en el envío de publicaciones de calidad, sobre todo originales. No servirá de nada las manifestaciones más o menos públicas de “apoyo incondicional“ a la revista si esto no se traduce en hechos: por una parte, el envío de originales de calidad y por la otra, en la colaboración como revisores.
Esta es una enorme dificultad con que nos estamos encontrando. Son muy pocos los asociados de la SEIOMM que acceden a revisar un artículo remitido a la Revista, pese a que en la selección de dicho revisor tenemos en cuenta que el artículo que solicitamos que valoren es de su área habitual de trabajo y/o investigación. Al contrario, por cada solicitud de revisión que es aceptada por el experto, obtenemos una media de tres rechazos y ello entre aquellos que responden al correo electrónico en el que se les solicita la revisión. No es infrecuente la ausencia de respuesta, en correo debidamente contrastados como correctos. Otras veces, observamos que la revisión es hecha de una manera rápida e inconsistente, poco elaborada y documentada y que, por lo tanto, no ayuda en nada. En ocasiones hemos tenido que recurrir al favor personal para conseguir una revisión.
La revista entra ahora en un momento decisivo. Con un impulso adicional del nuevo equipo directivo quizá podría solicitarse la evaluación por parte del JCR dentro de 3 años, y tal vez pudiera conseguirse. Pero nosotros consideramos que hemos completado un ciclo y que debemos dejar paso a otros que, con ánimo e ilusión (que a nosotros se nos ha agotado), culminen la tarea. No solo lo deseamos, sino que en la medida de nuestras posibilidades estamos incondicionalmente dispuestos a colaborar en ello.
Queremos acabar agradeciéndole particularmente a Manuel Naves Díaz, actual Presidente de la SEIOMM, su compromiso sincero e íntegro con la Revista, a la que, por otro lado, le deseamos lo mejor.

 

Bibliografía

1. Sosa Henríquez M, Gómez de Tejada Romero MJ. Historia de Revista de Osteoporosis y Metabolismo Mineral. Su situación diez años después. Rev Osteoporos Metab Miner. 2018;10(1):3-6
2. ERIHPLUS. Insightful Statistics. Disponible en: Search | ERIH PLUS | NSD (uib.no) Consultado el 30 de mayo de 2021.
3. MIAR. Revistas de Osteoporosis. Disonible en: MIAR 2021 live. Matriz de Información para el Análisis de Revistas (ub.edu). Consultado el 30 de mayo de 2021
4. Delgado Lípez Cozar. Índice H de las revistas científicas española según Google Metrics. 2013-2017. Technical Report 2018. Disponible en: Índice H de las revistas científicas españolas según Google Scholar Metrics (2013-2017) (um.es). Consultado el 1 de junio de 2021.
5. Revista de Osteoporosis y Metabolismo Mineral. En Scopus: Revistas de Endocrinología, Diabetes Y Metabolismo. Journal Rankings on Endocrinology, Diabetes and Metabolism (scimagojr.com). Consultada el 1 de junio de 2021.
6. Revista de Osteoporosis y Metabolismo Mineral. Scimagojournal rank. Scopus. Disponible en: Revista de Osteoporosis y Metabolismo Mineral (scimagojr.com). Consultado el 30 de mayo de 2021.