PDF  ) Rev Osteoporos Metab Miner. 2018; 10 (3): 13-21

 

1. El proyecto GAO: estudio de asociación
Jurado S1, Hernández de Sosa N1, Herrera S1, Marín A1, Perera A2, Soria JM3, Casademont J1, Malouf J1
1 Departamento de Medicina Interna. Hospital de la Santa Creu i Sant Pau. Barcelona; 2 Universidad Politécnica de Barcelona; 3 Unidad de Genómica en Enfermedades Complejas. IIB-Sant Pau. Barcelona

Introducción: La osteoporosis es una enfermedad característica caracterizada por una baja DMO y un deterioro de la microarquitectura ósea, que conlleva una mayor susceptibilidad de padecer fracturas osteoporóticas.
Objetivo: El objetivo principal de nuestra investigación fue hacer una asociación entre el genoma completo a partir de SNPs, en una población basada en familias, con el fin de encontrar una relación entre los polimorfismos y las variables fenotípicas relacionadas con la osteoporosis, teniendo en cuenta Consideración también de los factores ambientales.
Material y método: La población GAO incluye 367 individuos de 11 familias extensas de Barcelona, ​​seleccionados a partir de un problema de osteoporosis. Se extrajo el ADN y se genotiparon 649.081 SNPs seleccionados, para abarcar el genoma completo a través de la plataforma de genotipado CEGEN. Se analizó la asociación entre los SNP y las variables fenotípicas relacionadas con la osteoporosis, que incluyeron: 12 marcadores del metabolismo óseo, 31 variables densitométricas de alto interés clínico y 4 grupos fenotípicos donde se clasificaron los individuos afectos. Además, se realizó un análisis de componentes principales (PCA) a partir de los fenotipos densitométricos. Todos los resultados se analizarán a partir de un modelo mixto lineal con covariables, mediante el software SOLAR aplicado en R. Se realizó un control de calidad con PLINK. La corrección de Bonferroni se considera como un valor inferior a 5×10-8.
Resultados: Se han encontrado algunos SNPs con diferencias significativas y otros sugestivos, aunque sin llegar a la significación. En la relación con los fenotipos densitométricos se hallaron diferencias significativas entre NNeckBR y el SNP rs11770631. Se encontraron otros SNPs con valores próximos a la significación para NNeckBR y FemShBR. En el caso de los marcadores del metabolismo se muestra un valor sugestivo para SercrossLaps y el caso de los fenotipos afectos, un SNP fue sugestivo en el afectos del grupo 3. En relación a los PCAs, se encuentran las diferencias entre el rs26602, rs11770919, rs4271181 y los PCA9, PCA12, PCA29 respectivamente.
Conclusiones: Se ha encontrado una relación dentro de la población GAO entre algunos SNPs y determinadas variables relacionadas con la osteoporosis. El siguiente paso es encontrar las causas funcionales de estos cambios fenotípicos.

 

2. Influencia de polimorfismos en el gen BMP-2 sobre la densidad mineral ósea en pacientes con atorvastatina
Usategui-Martín R1,2, Vega G3, Abad-Manteca L4, Ruiz-Mambrilla M5, Calero-Paniagua I6, Dueñas-Laita A7 , Pérez-Castrillón JL2,4
1 IOBA. Universidad de Valladolid. Valladolid, España; 2 Departamento de Medicina. Universidad de Valladolid. Valladolid; 3 Servicio de Medicina Interna. Hospital Río Carrión de Palencia. Palencia 4 Servicio de Medicina Interna. Hospital Universitario Río Hortega. Valladolid .; 5 Unidad de Logopedia, Facultad de Medicina. Universidad de Valladolid. Valladolid; 6 Servicio de Medicina Interna. Hospital Virgen de la Luz. Cuenca; 7 Servicio de Toxicología Clínica. Hospital Universitario Río Hortega. Valladolid

Las estatinas son inhibidores de la enzima 3-hidroxi-3-metilglutaril-CoA (HMG-CoA) reductasa, la cual es crucial en la síntesis del colesterol. Se utiliza fundamentalmente en el tratamiento de enfermedades cardiovasculares. Muchos son los estudios que se atribuyen a las estadísticas. Dichos efectos se denominan pleiotrópicos. Resultados experimentales tanto in vitro como in vivo han demostrado que uno de los efectos pleiotrópicos es la modificación del metabolismo óseo. Las estatinas causan una inhibición de la síntesis de colesterol, lo que se traduce en una activación de la ruta Ras / PI3k / Akt / MAPK, causan un aumento de la expresión de las proteínas BMP-2 y Runx2 y con ello un aumento de la Proliferación osteoblástica y de la formación de hueso. También se ha descrito como las estatinas se han producido una disminución de la actividad de los osteoclastos. Por lo tanto, las estatinas tienen un efecto anabólico óseo. Por otra parte, se ha descrito que este efecto es muy variable, pudiendo atribuirse en parte a la variabilidad genética inter-paciente. Por lo tanto, nos planteamos el objetivo de estudiar las variaciones alélicas en el gen BMP-2 que permite modificar los efectos de las estatinas sobre el metabolismo de los pacientes con pacientes. Para ello analizamos los polimorfismos rs235768, rs1980499, rs2273073 y rs1005465 del gen BMP-2 en 66 pacientes diagnosticados con síndrome coronario agudo y tratados durante un año con atorvastatina. A cada uno de los pacientes se les realizó una densitometría en el momento de iniciar el tratamiento y el año de tratamiento con atorvastatina. Nuestros resultados indican que es portador el alelo T del polimorfismo rs2273073 del gen BMP-2 se asocia con un incremento de la densidad mineral ósea tras un año de tratamiento con atovastatina. Este es el resultado de la hipótesis de que los factores genéticos podrían ser cruciales en los efectos del tratamiento con estatinas sobre el metabolismo óseo.

 

3. Influencia de citoquinas implicadas en la angiogénesis y el metabolismo óseo en el transporte de la enfermedad Ósea de Paget
Calero-Paniagua I1,2, Usategui-Martín R1,3,4, Fuentes-Calvo I1,5, Moledo-Pouso C1, 5, González-Sarmiento R1,3, Martínez-Salgado C1,5, Pino-Montes J del1,6
Servicio de Medicina Interna. Hospital General Virgen de la Luz. Cuenca; 3 Unidad de Medicina Molecular, Departamento de Medicina. Universidad de Salamanca. Salamanca; 4 IOBA. Universidad de Valladolid. Valladolid; 5 Departamento de Fisiología y Farmacología. Universidad de Salamanca, Salamanca; 6 Servicio de Reumatología, Hospital Clínico Universitario de Salamanca. Salamanca

La enfermedad ósea de Paget (EOP) se caracteriza por un aumento en la resorción ósea seguido de una excesiva formación ósea compensatoria, resultando en una estructura ósea anárquica con propiedades mecánicas alteradas. A pesar de que el hueso pagético es un tejido altamente vascularizado, no existen estudios sobre los niveles plasmáticos de los mediadores angiogénicos en los diferentes estadios de la enfermedad. Además, el efecto del tratamiento con bisfosfonatos sobre los niveles en plasma de estos mediadores angiogénicos no es muy conocido. El objetivo de este estudio fue analizar los niveles plasmáticos de citoquinas implicadas en el aumento del rendimiento óseo (OPG, RANKL, esclerostina) y la hipervascularización (VEGF, PIGF,
La concentración plasmática de fosfatasa alcalina (FA) fue más alta en pacientes con EOP activa que en pacientes con EOP inactiva, mientras que no hubo diferencias en los niveles plasmáticos de OPG, RANKL, esclerostina, VEGF, PlGF y endoglina entre el EOP activa e inactiva. La FA disminuyó a los 3 y 12 meses después del tratamiento con ácido zoledrónico. Los niveles de RANKL se redujeron y los niveles de esclerostina aumentaron después de 12 meses de tratamiento. Los niveles de PlGF fueron menores de 12 meses después del tratamiento con ácido zoledrónico, mientras que no hubo diferencias en el VEGF plasmático y la endoglina después del tratamiento con ácido zoledrónico.
El ácido zoledrónico indica los niveles plasmáticos de FA, RANKL, esclerostina y P1GF en pacientes con AP activa. Por lo tanto, este tratamiento podría reducir la vascularización patológica típica del hueso pagético.

 

4. Evaluación de los motivos de derivación y atención especializada de osteoporosis desde atención primaria
Castaño C1, Galofré N2, Castellanos M1, Torres J2, Serrado AM2, Benítez RM2
1 Servicio de Reumatología. Unidad de Metabolismo Óseo y 2 Servicio de Medicina Interna. Hospital Municipal de Badalona. Barcelona

Antecedentes: La osteoporosis (OP) es una enfermedad diagnosticada y tratada en su mayor parte en la atención primaria (AP), la derivación a la atención especializada (EA). fracturas, respuesta inadecuada del tratamiento (Guía de osteoporosis de SEMFYC -2014). Sin embargo, las nuevas recomendaciones sobre el uso de los bifosfonos han sido condicionados en un cambio en los criterios de derivación.
Objetivo: En un hospital general básico con 7 áreas básicas de salud de referencia y con una población general de 120.000 habitantes se analizan los motivos de la derivación a la AE de los pacientes con osteoporosis.
Material y método: Se revisan 50 derivaciones de pacientes con OP a AE (M. Interna y Reumatología). Se reconocen las siguientes variables: edad; sexo ABS de referencia; factores de riesgo de fractura; DMO; cálculo de FRAX; Motivo de consulta: cambios en la DMO, valoración del tratamiento, osteoporosis secundaria, protocolo oncología, otras causas; tipo estudio realizado en AP: presencia de fracturas, otras causas; Tiempo de espera para la AE.
Resultados: En MI se visitaron 27 pacientes (54%) y 23 en Reumatología (46%). La edad media fue de 66,32 años. El 92% fueron mujeres. El 26% de los pacientes no presenta factores de riesgo, 60% tienen 1 factor de riesgo, 12% tienen 2 factores de riesgo y 2% tienen 3. El factor de riesgo más frecuente: 38% la fractura previa, 20% menopausia precoz , 18% fractura de fémur en los padres, 6% fármacos osteopenizantes (ninguno de los corticoides), 4% IMC <20, 4% tabaco y 2% enfermedades osteopenizantes. La media del FRAX es para el 6,47% (40% tienen FRAX> 10%) y la media para el 3,722% (36% con FRAX> 3%), El motivo más frecuente de consulta es la valoración del tratamiento (64%), seguido de la valoración densitométrica (16%). El estudio realizado en AP fue en el 50% sólo densitométrico, y en 20% se agregará la determinación de vitamina D / PTH. El tiempo de espera para la AE es de 100,06 días en global.
Conclusiones: 1) La valoración del tratamiento es el motivo más frecuente de derivación a AE. 2) El estudio de osteoporosis en AP se basa fundamentalmente en la densitometría. 3) La fractura por fragilidad es un factor de riesgo no despreciable (38%) en la edad de este grupo de pacientes. 4) Un% muy alto de los pacientes precisan un tratamiento específico para OP según el FRAX (40%> 10% en fractura mayor).

 

5. Prevención con pérdida de masa ósea debida al tratamiento con inhibidores de la aromática en pacientes con cáncer de mama receptor estrogénico en estadio inicial. Cohorte B-ABLE
Nogués X1,2, Pineda-Moncusí M1, Aymar I1,2, Tusquets I3, Casamayor G2, Martínez M3, Martos T3, Díez-Pérez A1,2, García-Giralt N1, Servitja S3
1 IMIM (Hospital del Instituto del Mar de Investigaciones Médicas). Centro de Investigación Biomédica en Red de Fragilidad y Envejecimiento Saludable (CIBERFES). Barcelona; 2 Departamento de Medicina Interna. Hospital del Mar. Universitat Autònoma de Barcelona. Barcelona; 3 Departamento de Oncología Médica. IMIM (Instituto Hospital del Mar de Investigaciones Médicas). Barcelona

Introducción: Los inhibidores de aromatasa (IA) son el tratamiento adyuvante recomendado para el cáncer de mama receptores estrogénicos (RE) positivos en el estadio inicial. Sin embargo, la producción de la producción, el riesgo de fracturas. Los antiresortivos, bisfosfonatos (BF) o denosumab (Dmab) están indicados para minimizar este riesgo. Se describe la evolución de la masa en ósea en pacientes con Dmab.
Material y métodos: La cohorte B-ABLE es un estudio prospectivo, de pacientes postmenopáusicas con cáncer de mama con RE, en tratamiento con IA. Todas las pacientes reciben calcio y vitamina D de forma rutinaria. Previo a IA se realiza una densitometría HOLOGIC QDR 4500 SL de columna lumbar (DMO-CL), cuello femoral (DMO_CF) y cadera total (DMO-CT). Las pacientes con osteoporosis o con una puntuación T ≤ − 2,0 y dos factores de riesgo se prescriben BF orales o Dmab en caso de intolerancia o contraindicación. Se ha realizado una ANOVA para las medidas repetidas entre las DMO basales y anuales en las pacientes con Dmab.
Resultados: El estudio B-ABLE ha incluido 864 pacientes desde noviembre 2011 a abril 2018, 53 pacientes han iniciado el tratamiento con Dmab, 5 han recibido tamoxifeno y 13 han finalizado los 5 años. Edad 63,3 ± 6,6. La ingesta de calcio era de 791 ± 293 mg / día. Siete tenían antecedente de fractura por fragilidad. Ocho pacientes fueron retiradas del estudio, 4 por decisión personal, 2 por recidiva tumoral, 1 por segunda neoplasia y 1 por enfermedad concomitante no neoplásica. La DMO se imprime un 3,64%, 1,4%, 0,5% al ​​año, 5,3%, 6,4%, 5,6% a los 2 años, 7,1%, 6,6% , 7,1% a los 3 años, 10,5%, 6,3%, 6,4% a los 4 años y 10,41%, 3,4%, 4,3% a los 5 años, en CL , CF y CT respectivamente. El incremento fue significativo en CL (p = 0,001) y CT (p = 0,008). C-telopéptido descendió de forma significativa durante el tratamiento.
Conclusiones: Consideración de la evolución de la DMO la cohorte B-ABLE sin tratamiento antiresortivo que se encuentra en CL-2,62%, CF-3,64% y CT-3,96% a los cinco años y con BP CL + 3 , 39%, CF + 3,17% y CT + 1,83%, tratamiento con Dmab se ha considerado como eficaz para prevenir la pérdida de masa.

 

6. Adecuación de las solicitudes de vitamina D
Pérez Calle M1, Calvo B2, Fernández N2, Pérez Castrillón JL3
1 Universidad de Valladolid; 2 Servicio de Análisis Clínicos. Hospital Universitario Río Hortega; 3 Servicio de Medicina Interna. Hospital Universitario Río Hortega

Objetivos: durante los últimos años se ha multiplicado el número de determinaciones de vitamina D en los Hospitales del Servicio Nacional de Salud. El objetivo de la presentación fue el análisis de las solicitudes de vitamina D revisando si cumplen las indicaciones de las guías clínicas.
Método: realizar un estudio descriptivo trasversal en una muestra aleatoria de 200 pacientes pertenecientes al Área de Salud Oeste de Valladolid (Hospital Río Hortega) en la que ha sido realizada la petición de 25 (OH) D durante 2017. En la base de la historia Clínica y los evolutivos de consulta, se revisan las peticiones de la vitamina D se adecuan a las Guías de la Sociedad Americana de Endocrinología. Por último, realizamos una evaluación el impacto económico.
Resultados: Durante los últimos 10 años ha habido un notable notable número de peticiones desde 545 (2009) hasta 8.400 (2017) .Tras analizar la muestra, hemos encontrado que más de un tercio (36,5%) de las determinaciones no se Se ajustan a las indicaciones de las guías. El 44% de las respuestas de atención primaria y el 29% de la derivada de atención especializada hospitalaria (p = 0,029). Esta sobreutilización del servicio está asociada a un sobrecoste económico potencialmente evitable, que en 2017 ha supuesto 13.006 euros.
Conclusiones: Ante el abuso de las peticiones de vitamina D, creemos necesarios el establecimiento de los protocolos, estrategias para mejorar el aprovechamiento de esta técnica. A su vez, consideramos beneficioso fomentar la realización de este tipo de estudios con el objetivo de mejorar la gestión de los recursos sanitarios.

 

7. Sellado con ácido zoledrónico tras el tratamiento con denosumab. Análisis de la masa Ósea y marcadores remodelados a los 12 meses
Aymar I1,2, Colomer P1,2, Pineda-Moncusí M1, Cos ML1,2, Rial A1,2, Rodríguez-Morera J1,2, Mellibovsky L1,2, Díez-Pérez A1,2, García-Giralt N1, Nogués X1,2
1 IMIM (Instituto Hospital del Mar de Investigaciones Médicas). Centro de Investigación Biomédica en Red de Fragilidad y Envejecimiento Saludable (CIBERFES). Barcelona; 2 Departamento de Medicina Interna. Hospital del Mar. Universitat Autònoma de Barcelona. Barcelona

Introducción: La pérdida de masa ósea tras suspender el tratamiento con denosumab (Dmab) y el riesgo de nuevas fracturas se ha descrito recientemente. Cómo realizar un “sellado” para evitar esa pérdida de masa es una cuestión no resuelta. Describa la evolución de la masa ósea en pacientes que tras la suspensión Dmab ha obtenido una dosis de 5 mg de ácido zoledrónico (ZLN).
Pacientes y métodos: estudio piloto prospectivo, de pacientes postmenopáusicas con osteoporosis en el tratamiento con Dmab. Criterio de inclusión: pacientes que llegan a un objetivo terapéutico de masa. Todas las pacientes han recibido una dosis de ZLN entre los 5º y 6º mes tras la última dosis de Dmab. Todas las muestras contienen calcio y vitamina D (Vit D) de forma rutinaria para mantener niveles por encima de 30 ng / ml de 25 (OH) Vit D. Se realiza una densitometría HOLOGICA QDR 4500 SL de columna lumbar (DMO_CL), cuello femoral ) y cadera total (DMO_CT), así como la determinación de los marcadores remodelados, los niveles de Vit D y parathormona (PTH), antes de la dosis de ZLN y los 12 de meses. Se ha realizado una prueba para medidas relacionadas y una prueba de Wilcoxcon entre las medidas básicas y el año.
Resultados: Se han incluido hasta mayo 2018, 18 pacientes, se dispone de resultados de 10 de ellas. Edad 73,87 ± 5,5 (media ± DE). Ocho de ellas tenían antecedente de fractura por fragilidad. El tiempo medio de Dmab era de 54,4 meses (24-84). No se hallaron diferencias significativas en la DMO_CL y DMO_CF pero la DMO_CT descendió de forma significativa (p = 0,016). Nueve de los 10 pacientes perdieron masa ósea a nivel de DMO_CT con una pérdida de medios de 1,9%. Respecto a los marcadores de remodelado C-telopéptido (Ctx) y P1NP se incrementaron de forma significativa (p = 0,022 yp = 0,009 respectivamente). La PTH se redujo significativamente p = 0,011 (Tabla).
Conclusiones: La administración de una dosis de 5 mg ev de ZLN, tras la suspensión del tratamiento con Dmab, mantiene la masa a nivel de columna lumbar y cuello femoral pero no a nivel de cadera total.

 

 

8. ¿Cómo afecta la vitamina D al sistema musical y al mantenimiento de la masa?
Carrillo López N1, Panizo García S1, Gómez Alonso C1, Martín Virgala J1, Palomo Antequera C2, Marqués Álvarez L3, Cannata Andía JB1, Naves Díaz M1
1 Unidad de Gestión Clínica de Metabolismo Óseo. RedinREN del ISCIII. Instituto de Investigación Sanitaria del Principado de Asturias; 2 Servicio de Medicina Interna; 3 Servicio de Medicina Intensiva. Hospital Universitario Central de Asturias. Universidad de Oviedo. Oviedo

Introducción: La vitamina D tiene numerosos efectos que supuestamente contribuirán a mantener la función músculo-esquelética.
Objetivo: A) analizar el efecto de los niveles de calcidiol (25OHD) sobre la función muscular y las actividades de la vida cotidiana en la población no seleccionada; B) valorar la efectividad de varios activadores del receptor de la vitamina D (VDRA) sobre los cambios en la densidad mineral ósea (DMO) en ratas con insuficiencia renal crónica (IRC).
Métodos: Estudio A. Se trata de la cohorte del estudio EVOS que realizó, entre otros, medidas de fuerza muscular, preguntas relativas a la dificultad para realizar actividades cotidianas y una bioquímica para determinar los niveles de calcidiol. Estudio B. Se analizaron 4 grupos de ratas Wistar con IRC. El grupo 1 recibió placebo (control IRC), mientras que otros 3 grupos recibieron 5 veces por semana, durante 4 semanas, dosis equivalentes de 3 VDRA: calcitriol 10 ng / Kg peso, alfacalcidol 20 ng / Kg peso y paricalcitol 30 ng / Kg peso. Tras el sacrificio se determinaron los valores de DMO en tibia aislada. En el riñón se determinó la expresión génica de VDR.
Resultados: Estudio A. Valores de 25OHD> 30 ng / ml Se asociaron con mayor fuerza muscular en ambas manos respecto a niveles <20 ng / ml. Tras el ajuste por edad, sexo, IMC y tratamiento para la osteoporosis, solo la fuerza en la mano izquierda se asoció independiente con los niveles de 25OHD. Del mismo modo, la incapacidad o la dificultad para “coger un libro u objeto de una estantería alta” y “incorporarse de la cama” se asociará con los niveles más bajos de 25OHD (14,1 ± 8,6 y 14,6 ± 8,7 ng / mL) no se presenta ninguna dificultad para realizarlas (17,9 ± 9,6 y 18 ± 9,7 ng / mL). Estas asociaciones se mantuvieron en el análisis multivariante.
Estudio B. La DMO de los 3 grupos que recibieron VDRA fue un 15% superior al control en tibia proximal (hueso trabecular) y un 5% superior en tibia distal (hueso cortical). Además, los VDRA previnieron parcialmente el descenso a nivel renal en la expresión génica del VDR.
Conclusiones: Mantener niveles adecuados de 25 OHD se asociaron con mayor fuerza muscular y el mantenimiento de actividades cotidianas. El tratamiento con los 3 VDRAs más usados ​​en la enfermedad renal crónica contribuyó a mejorar la DMO a todos los niveles. Este análisis clínico-experimental es la utilidad de mantener la función músculo-esquelética.

 

9. Relación entre los valores de TBS y de ultrasonidos cuantitativos en mujeres postmenopáusicas de nuestra región
Olmos JM1, Hernández JL1, Martínez J2, Nan Nan DN1, Sierra I1, González-Macías J1
1 Departamento de Medicina Interna; 2 Servicio de Análisis Clínicos. Hospital Universitario Marqués de Valdecilla-IDIVAL. Universidad de Cantabria. Santander

Objetivos: a) Valorar si existe una relación entre los valores de TBS y la ecografía cuantitativa (QUS), así como como entre aquellos y los niveles de 25 (OH) D, PTHi y marcadores de la remodelación (PINP y CTX) en Mujeres postmenopáusicas de nuestra región.
Material y métodos: Se han estudiado 1450 mujeres postmenopáusicas de 44-94 años (62 ± 10) incluidas en un estudio poblacional de cribado de osteoporosis y otras enfermedades metabólicas óseas (la cohorte Camargo). Los datos sociodemográficos, antropométricos y clínicos se reconocieron con la ayuda de una historia estructurada. La densidad mineral ósea (DMO) se valoró mediante DXA (Hologic QDR 4500). El TBS se realizó a partir de la DXA lumbar (L1-L4) (TBS iNsight® v2.1, Med-Imaps, Pessac, Francia). Las mediciones de la QUS del calcáneo (SOS), la atenuación del sonido de la banda ancha [BUA] y el índice cuantitativo de ultrasonido [QUI] se utilizan el Sonómetro Clínico Sahara (Hologic, Bedford, MA, EE. UU.). Las determinaciones de 25 (OH) D, PTHi, PINP y CTX se llevaron a cabo mediante electroquimioluminiscencia (Elecsys 2010, Roche).
Resultados: Los valores medios (± DE) de TBS, SOS (m / s), BUA (dB / MHz), QUI, 25 (OH) D (ng / ml), PTHi (pg / ml), PINP (ng / ml) y CTX (ng / ml) se reconoce en la Tabla.
Los valores de TBS se relacionan directamente con el SOS (r: 0,190; p <0,0001), el BUA (r: 0,178; p <0,0001) y el QUI (r: 0,197; p <0,0001) así como con las expresiones séricas de 25 (OH) D (r: 0,132; p <0,0001), mientras que lo hicimos inversamente con los niveles de PTHi (r: -0,200; p <0,0001). No se observó correlación entre el TBS y los marcadores de la remodelación (PINP: r: 0,014; p: 0,57; CTX: r: 0.009; p: 0,72).
Conclusiones: Los valores de TBS se correlacionan con los resultados de la QUS y con los resultados de 25 (OH) D y PTHi. No obstante, el grado de correlación es pequeño.
Estudio financiado por el ISCIII (PI15 / 00521).

 

 

10. Evolución de la suspensión de denosumab después de tres años de tratamiento
Bernad Pineda M1, Garcés Puentes MV2
1 Servicio de Reumatología. Hospital Universitario La Paz. Madrid; 2 Servicios Integrales de Gestión Médica (SIGEMED). Madrid

Introducción: Denosumab (DNB) está indicado en el tratamiento de mujeres postmenopáusicas con osteoporosis porque reduce el riesgo de nuevas fracturas. La suspensión del tratamiento con DNB se ha asociado a la disminución de la densidad mineral ósea (DMO) y con menos evidencia, a la presentación de nuevas fracturas.
Objetivo: Determinar los niveles de DMO y la incidencia de fracturas en el año de la suspensión del tratamiento durante tres años con DNB en mujeres postmenopáusicas con osteoporosis.
Material y métodos: Se evaluaron 120 mujeres postmenopáusicas con edades comprendidas entre 60 y 88 años que acuden a una consulta de Reumatología y Osteoporosis. Al cumplirse con los objetivos terapéuticos, a través de 60 mg de DNB por vía subcutánea, cada 6 meses, más suplementos de calcio y vitamina D, a 30 mujeres se les suspendió la prescripción de DNB manteniéndonos en la administración de calcio y vitamina D Se cumplió un año desde la última inyección de DNB, se midió la DMO (DXA) de la columna lumbar (CL) y el cuello del fémur (CF), se realizó Rx de la columna dorsolumbar y se registró las caídas y fracturas ocurridas en ese período El estudio fue conducido por las buenas prácticas y todas las mujeres.
Resultados: La media de edad fue de 72,5 ± 7,9 años [IC 95%, 71,0; 73,9]. Todas las mujeres recibieron 6 dosis de DNB durante tres años de tratamiento y el incremento de la DMO de CL fue de 9,2 ± 5,8% [IC 95%, 8,1; 10,3] y de CF fue de 5,9 ± 5,2% [IC 95%, 4,9; 6,8] y no se observaron nuevas fracturas. En el grupo de 30 mujeres se han suspendido el tratamiento con DNB, transcurrido un año desde la última dosis de DNB, se ha observado una reducción de la DMO de 7,5 ± 4,8% [IC 95%, 5,3 ; 9,7] en CL y de 5,3 ± 6,1% [IC 95%, 2,4; 8,1] en CF. Tres mujeres (10%) presentaron nuevas fracturas vertebrales y todas prescribió nuevamente una dosis de 60 mg de DNB cada seis meses más suplementos de calcio y vitamina D.
Conclusiones: Al transcurrir un año a partir de la suspensión de denosumab en mujeres con osteoporosis severa en la que se ha logrado cumplir con el objetivo terapéutico después de los años de tratamiento, se observa una pérdida importante de la masa y la presencia de fracturas vertebrales posteriores Caídas en algunos casos.

 

11. Ingesta dietética de ácidos grasos omega-3 y microarquitectura ósea en mujeres españolas
Lavado-García JM, Canal-Macías ML, Rey-Sánchez P, Aliaga-Vera IJ, Rico S, Sánchez-Fernández A, Roncero-Martín R
Grupo de Investigación en Enfermedades Metabólicas Óseas. Universidad de Extremadura. Cáceres

Introducción / objetivo: estudios previos en nuestro grupo y otros, han sido una asociación positiva entre el consumo de ácidos grasos poliinsaturados omega-3 (linolénico (ALA), eicosapentaenoico (EPA) y docosahexaenoico (DHA)) con la densidad mienral ósea. Sin embargo, existen menos evidencias sobre la relación que podría existir entre la ingesta de estos ácidos grasos y la microarquitectura ósea cortical y trabecular, particularmente in women españolas. El objetivo de este estudio es examinar la asociación entre la ingesta de ALA, EPA y DHA y la microarquitectura ósea cortical y trabecular en mujeres españolas.
Metodología: En el presente estudio participó un total de 523 mujeres de 50 (9) años y rango de edad (23-81) años. Las personas que participaron en estudios de absorción dual de rayos X (DXA) y tomografía computerizada cuantitativa periférica (pQCT). Las ingestas dietéticas de calcio, vitamina D, energía y ALA, EPA y DHA (g / día) se evalúan mediante un cuestionario autoadministrado de frecuencia de alimentos (FFQ).
Resultados: Después de ajustar por posibles factores de confusión (edad, IMC, premenopausia / postmenopausia, ingesta de calcio, ingesta de vitamina D, ingesta energética y diagnóstico de osteopenia / osteoporosis), hay un aumento significativo en la densidad ósea (mg / cm3 ) (P <0,01) en el grupo con una mayor ingesta de aceite de oliva. La densidad ósea total, trabecular y cortical se correlacionó positivamente con la ingesta de aceite de oliva.
Conclusión: La ingesta dietética de ácidos grasos poliinsaturados omega-3 (linolénico (ALA), eicosapentaenoico (EPA) y docohexaenoico (DHA)) se asocia positivamente con una mejor densidad mineral ósea volumétrica en mujeres españolas.

 

12. Medición de PTH intraoperatoria en el tratamiento quirúrgico del hiperparatiroidismo primario
Martín Fuentes M1, Varas de Dios B2, Sánchez Almaraz R1, Porrero Carro JL3
1 Unidad de Endocrinología y Nutrición; 2 Unidad de Reumatología y 3 Servicio de Cirugía General. Hospital Universitario Santa Cristina. Madrid

Introducción: El hiperparatiroidismo primario se presenta en la práctica con un espectro clínico cada vez más amplio. Para mejorar el éxito del tratamiento quirúrgico se han ido añadiendo nuevas técnicas.
Objetivo: Evaluar el papel de la medición de la PTH intraoperatoria (PTHIOP) en el tratamiento quirúrgico del hiperparatiroidismo primario.
Material y métodos: Realizamos un estudio retrospectivo en el que evaluamos a 60 pacientes intervenidos de hiperparatiroidismo primario en el Hospital Santa Cristina de Madrid desde enero de 2005 a enero de 2017. Recoge las características clínicas, datos bioquímicos preoperatorios y postoperatorios, así como las Características de la cirugía con la medición de la PTH intraoperatoria.
Resultados: 60 pacientes fueron intervenidos por un hiperparatiroidismo primario (edad media 55,5 ± 15,3 años, 85% mujeres).
En el 85,7% de los casos, el PTH IOP descendió del min 0 al 15 un 50% o más. El descenso medio de los pacientes con los criterios de curación tras la cirugía fue de 67,6%, y de 27,8% en los que se mantienen hiperparatiroidismo persistente.
Los pacientes que se curaron con la cirugía tenían una forma menor de la edad, un menor valor de PTHIOP a los 10 minutos, un calcio postoperatorio y un diagnóstico más frecuente de adenoma.
Los pacientes operados con hiperparatiroidismo normocalcémico tenían menor valor de PTH en todas las mediciones, niveles superiores preoperatorios de vitamina D y creatinina. Además, con más frecuencia, se publican hiperplasia y se extirparon de media glándulas.
Conclusiones: se debe seleccionar la forma adecuada para los pacientes candidatos a la cirugía, la cara para obtener el mayor beneficio clínico posible. La medición de PTHIOP es una herramienta útil en el tratamiento quirúrgico del HPP y aporta un valor pronóstico en el seguimiento de estos pacientes.

 

13. Evolución de la microarquitectura trabecular ósea en la columna lumbar en pacientes con inhibidores de la aromata en el tratamiento antiresortivo
Hernández-de Sosa N, Malouf J, Marín A, Laiz A, Casademont J
Unidad de Metabolismo Mineral y Óseo. Servicio de Medicina Interna. Hospital Santa Creu i Sant Pau. Barcelona

Introducción: El tratamiento con inhibidores de la aromatasa (IA) en pacientes con cáncer de mama produce pérdida de masa ósea con aumento del riesgo de fracturas por fragilidad y morbimortalidad secundaria a fracturas.
Objetivo: Evaluar si existen cambios en la densidad mineral ósea (DMO) y en la microarquitectura trabecular de la columna lumbar a través de la puntuación del hueso trabecular (TBS) en estos pacientes.
Material y métodos: Se incluyen pacientes con cáncer de mama en el tratamiento con IA según los criterios protocolizados en nuestro hospital (MOSIA). Se realizó una primera visita en una densitometría de columna lumbar (Hologic Discovery W) y análisis del hueso trabecular mediante el software TBS (v.2.1.0.0). Con control posterior a los 12 meses y entre los 24-36 meses. Se recogieron datos demográficos y se recomendaron recomendaciones higiénico-dietéticas, tratamiento con calcio, vitamina D y terapia antiresortiva. Para el estudio evolutivo de la DMO y TBS, se trata de un análisis de la varianza (ANOVA) de dos factores: factor tiempo (con los niveles, de medidas repetidas) y factor de tratamiento (con los niveles independientes); se obtiene una tercera significación de la interacción de dichos factores (tiempo * tratamiento).
Resultados: Se incluyeron 614 pacientes (marzo 2009-febrero 2018), los cuales se han analizado 219 que han realizado una segunda y tercera visita. La media de edad fue de 64 años, con una media de masa corporal de 28,57 Kg / cm2. En la primera visita la media de DMO (1DMO) fue de 0,885 g / cm2 y de 1TBS de 1,260 g / cm2; un 50,8% no iniciaron tratamiento antiresortivo, 34,2% inició bisfosfonatos orales, 4,4% endovenosos y 5,7% denosumab subcutáneo. En la segunda visita, la media de 2DMO fue de 0,873 g / cm2 y de 2TBS de 1,249 g / cm2; 8,4% de inicio bisfosfonatos (orales 39 y endovenosos 12) y 2,8% de denosumab (17). La gráfica muestra la evolución de la cantidad y la calidad de la masa.
Discusión-conclusiones: En los pacientes con tratamiento antiresortivo se observa una evolución adecuada y diferente tanto en la cantidad (DMO p <0,003) como en la calidad ósea (TBS p <0,074) de la columna lumbar. La DMO y la TBS son herramientas útiles para monitorizar los cambios de salud en estos pacientes con neoplasia de mama y tratamiento con IA.

 

 

 

14. Evolución del índice óseo (TBS) en mujeres osteoporóticas tratadas con bisfosfonatos
Olmos JM1, Hernández JL1, Martínez J2, Valero C1, Escalante E1, González-Macías J1
1 Servicio de Medicina Interna y 2 Servicio de Análisis Clínicos. Hospital Universitario Marqués de Valdecilla-IDIVAL. Universidad de Cantabria. Santander

Objetivos: Describir los valores de TBS en mujeres con osteoporosis postmenopáusica de nuestra región y determinar su utilidad para monitorizar la respuesta al tratamiento con bisfosfonatos.
Métodos: Se han estudiado 258 mujeres con osteoporosis postmenopáusica de 44-93 años (68 ± 9) incluidas en un estudio poblacional de cribado de osteoporosis y otras enfermedades metabólicas óseas (la cohorte Camargo). Los datos sociodemográficos, antropométricos y clínicos se reconocieron con la ayuda de una historia estructurada. La densidad mineral ósea (DMO) se valoró en columna lumbar (CL), cuello femoral (CF) y cadera total (CT) mediante DXA (Hologic QDR 4500). El TBS se realizó a partir de la DXA lumbar (L1-L4) (TBS iNsight® v2.1, Med-Imaps, Pessac, Francia). Las determinaciones se realizan antes y después (38 ± 11 meses) de recibir tratamiento con bisfosfonatos.
Resultados: La DMO en columna lumbar, cuello femoral y cadera total experimentaron un aumento estadísticamente significativo, mientras que el TBS no sufrió cambios (Tabla). Las regiones anatómicas en las que más se han visto la DMO fueron la columna lumbar y el cuello femoral. No hay relación entre los cambios de la DMO y del TBS.
Conclusiones: Los valores de TBS de las mujeres con osteoporosis. El TBS no se modifica significativamente tras el tratamiento con bisfosfonatos y no existe una correlación entre los cambios observados en el TBS y la DMO. El TBS no parece ser útil para monitorizar la respuesta al tratamiento con bifosfonatos en mujeres con osteoporosis postmenopáusica.
Estudio financiado por el ISCIII (PI15 / 00521).

 

 

15. Relación entre hipovitaminosis y actividad de lupus eritematoso sistémico en una consulta monográfica
Loredo Martínez M, Arce Benavente M, Cañadillas Sánchez E, Valero Tena E, Aznar Villacampa ME
Sección de Reumatología. Hospital Clínico Lozano Blesa. Zaragoza

Introducción: La vitamina D es una hormona esteroidea fundamental en la homeostasis del hueso y el metabolismo fosfocálcico. Los resultados de la investigación se asociaron a un posible efecto sobre el sistema inmune, conduciendo a una perdida de tolerancia y fenómenos de autoinmunidad. Se ha descrito la presencia del receptor de la vitamina D en las células del sistema inmune, así como la producción endógena de calcitriol mediante la enzima alfa-1-hidroxilasa, la que contiene las hipótesis de la vitamina D tenga propiedades inmunorreguladoras y su déficit se Se asocie a perpetuación de la actividad en el LES.
Objetivos: Evaluar la concentración de 25 (OH) -D y analizar su relación con los niveles de complemento y Ac antiDNA en los pacientes de una consulta monográfica de LES, valorando si existe una asociación entre la hipovitaminosis D y una mayor actividad de la enfermedad.
Material y métodos: Se seleccionaron mujeres de 18 a 75 años con diagnóstico de LES según los criterios SLICC valoradas en una consulta monográfica en el período comprendido en diciembre de 2017 y mayo de 2018. Se reconoce en una única visita niveles serológicos de 25 (OH) -D, así como de C3, C4 y antiDNA. El valor de la asociación entre aquellos que presentan una insuficiencia de 25 (OH) -D (valores inferiores a 30 ng / dL) y el descenso de C3 o C4 o la positividad de la ANDNA como marcadores de actividad de la enfermedad mediante la prueba de Chi- cuadrado
Resultados: Se analizarán 71 pacientes, con una mediana de edad de 48,5 años. La mediana de niveles de 25 (OH) -D fue de 30,40 ng / dL, con una prevalencia de niveles de insuficiencia del 47,8%. El 85,9% de los pacientes tomaba suplementos de vitamina D. En los pacientes con niveles insuficientes de 25 (OH) -D el 41,2% tenía descenso de C3, el 11,8% descenso de C4 y el 5,9 % Ac antiDNA positivos. No se encontró una relación estadísticamente significativa en los niveles de 25 (OH) -D y las cifras de C3, C4 y antiDNA (p =, 611; p =, 932; p =, 156; respectivamente).
Conclusiones: Nuestro estudio indica que la insuficiencia de vitamina D es un problema común entre los pacientes con LES, incluso a pesar de recibir tratamiento con suplementos. Hasta un 41% de los pacientes con insuficiencia de VitD estudiados asociaba hipocomplementemia. Se necesitan mayores estudios para demostrar asociación entre sus valores y la actividad de la enfermedad.

 

16. Efecto del tratamiento con rhIGF-1 sobre la DMO y TBS en pacientes con deficiencia de PAPP-A2
Hawkins F1, Allo G1, Muñoz MT2, Martos GA2, Martínez Díaz-Guerra G1, Río L del3, Pozo J2, Chowen JA2, Pérez-Jurado LA4, Argente J2
1 Instituto de Investigación i + 12. Servicio de endocrinología. Hospital univ. 12 de octubre. Madrid; 2 Departamento de Endocrinología Pedíatica. Hospital univ. Niño Jesús. Madrid; 3 CETIR, Centro Médico. Barcelona; 4 Unidad de Genética. Univ. Pompeu Fabra

La existencia de mutaciones en el gen de la proteína A2 asociada al embarazo (PAPP-A2) es un nuevo síndrome con talla baja, por menor disponibilidad de IGF-1 bioactiva.
Objetivo: Estudiar la DMO, CMO, composición corporal y TBS tras 2 años de tratamiento con rhIGF-1 a niños con esta mutación.
Material y métodos: Pacientes: 1 (niña 10,54 años) y 2 (niño 6 años, con talla baja (DS -1,2 y -1,6 para edad-sexo). Fenotipo: mandíbulas pequeñas, microcefalia y dedos adelgazados en manos y pies. Ambos tenían falta completa de PAPP-A2, niveles bajos de IGF1 bioactiva DMO (puntajes Z ajustados edad y sexo), CMO, composición corporal y TBS, mediante DXA, (Discovery Wi, Hologic Waltham) y TBS (iNsight Medimaps France, v3.0), al inicio, 1 y 2 años después de tratamiento con rhIGF-1.
Resultados: Durante los 2 años de tratamiento se imprime un tamaño de 132 cm a 145,5 cm (pac.1) y de 111,5 cm a 124,5 cm (pac.2). CMO aumentada de 933,40 g, 1,057,97 gy 1,152,77 g (pac.1); y 696,12 g, 773,26 gy 911,51 g (pac. 2). La DMO cuenta con una publicación corporal de 0,788 g / cm2 a 0,869 g / cm2 y de 0,763 g / cm2 a 0,829 g / cm2 en ambos 1 y 2 respectivamente a los 2 años. En el 1 año se observó <5% en masa magra, ya 2 años discreto aumento (<3%) en ambos pacientes.En cuanto al TBS (rango normal: ♀ 1.285 ± 0,10 y ♂ 1.269 ± 0,10), El valor inicial para pac.1 se situó debajo del límite de normalidad: 1.223. El pac. 2 presentaba TBS dentro de la normalidad: 1,291. Después de 2 años de tratamiento, ambos niños presentan una mejoría del TBS: 1.337 y 1.312, respectivamente.
Conclusión: Dos años de tratamiento con rhIGF mejoraron la talla de los pacientes con una tendencia a mejorar la masa ósea y la microestructura, en los dos pacientes con mutaciones en PAPP-A2.

 

17. Síndrome de apnea obstructiva del sueño en hombres: densidad mineral ósea y niveles de vitamina D3 en sangre
Ahijado Guzman MP1, Cantalejo Moreira M1, Veiga Cabello RM2, Ruiz Ruiz J3, Zapatero Gaviria A3
1 Reumatología. Htal Universitario de Fuenlabrada. Fuenlabrada. España; 2 Servicio de Reumatología. Htal Central de la Defensa. Madrid. España; 3 Servicio de medicina interna. Htal Universitario de Fuenlabrada. Fuenlabrada. España

Introducción: se considera que la prevalencia del síndrome de apnea obstructiva del sueño (SAOS) en la población europea es del 4%. Se ha descrito una reducción significativa en la densidad mineral ósea en pacientes con OSAS grave (índice de apnea-hiponatro> 30 por hora).
Objetivo: observar las variaciones en la densidad mineral ósea y los niveles de vitamina D3 en una muestra de pacientes varones diagnosticados con OSAS por el Servicio de Neumología del Hospital de Fuenlabrada, comparando los datos obtenidos con un grupo de control de hombres con las mismas características sociodemográficas.
Material y método: los hombres diagnosticados con SAOS se dividieron según la gravedad del índice de apnea-hipopnea. A todos los pacientes se les solicitó los niveles de vitamina D3, incluidos los controles, la obtención de la media por grupos, y la densitometría de DEXA se realizó exclusivamente en hombres con SAOS, calculando el promedio en la columna lumbar L2-L4 y en el cuello femoral.
Resultados: se analizaron 48 pacientes: 18 pacientes con SAOS grave, 12 pacientes con SAOS moderado y 18 pacientes con SAOS leve. Se recogió un grupo control con 22 pacientes masculinos. Mesa.
Conclusión: este estudio es una pequeña muestra, y por lo tanto una potencia baja. Sin embargo, si parece que OSAS tiene un impacto negativo en el metabolismo óseo. Sin embargo, se observan niveles bajos de vitamina D3 en todos los grupos, incluido el control. Dada la prevalencia de SAOS en la población occidental, que aumenta con la edad, sería razonable influir en el estudio del metabolismo óseo en estos pacientes.

 

 

18. En la osteonecrosis de maxilares y en la fractura diafisaria no existe exceso de supresión del remodelado óseo
García-Quintana M1, Saavedra-Santana P2, Vicente-Barrero M1,3, Bocanegra-Pérez S3, Gómez-de-Tejada Romero MJ1, 4, Quintana-Montesdeoca P2, Hernández-Hernández D1,5, Sosa-Henríquez M1,5
1 Universidad de Las Palmas de Gran Canaria. Instituto Universitario de Investigaciones Biomédicas y Sanitarias (IUIBMS). Grupo de investigación en osteoporosis y metabolismo mineral. Las Palmas de Gran Canaria; 2 Universidad de Las Palmas de Gran Canaria. Departamento de Matemáticas. Instituto Universitario de Investigaciones Biomédicas y Sanitarias (IUIBMS). Las Palmas de Gran Canaria; 3 Servicio de Cirugía MaxiloFacial. Hospital Universitario Insular. Las Palmas de Gran Canaria; 4 Departamento de Medicina. Universidad de Sevilla. Sevilla 5 Unidad Metabólica Ósea. Hospital Universitario Insular. Las Palmas de Gran Canaria

Introducción: La osteonecrosis de los maxilares (ONM) y la fractura atípica o diafisaria (FA) se han considerado como las complicaciones del tratamiento prolongado con bifosfonatos o denosumab. En su mecanismo de producción se ha sugerido la existencia de un exceso de supresión del remodelado óseo producido por estos fármacos que condicionarían la aparición de un hueso más frágil, aunque en realidad, su patogenia es desconocida.
Objetivo: Estudiar el metabolismo mineral óseo de pacientes afectos de ONM y FA en todos los aspectos: clínica, cantidad y calidad del hueso, su remodelado óseo así como las hormonas relacionadas con el metabolismo mineral: vitamina D y PTH.
Material y método: Estudio observacional, transversal abierto, de casos y controles, realizado en 318 pacientes de ambos sexos. Grupo I: 24 pacientes que sufrieron una ONM. Grupo II: 14 pacientes afecto de FA. Grupo III (control): 280 pacientes que recibieron bifosfonatos o denosumab durante un período de 5 años. Se determinó: cantidad ósea: por densitometría (DXA) en la columna lumbar (L2-L4) y en la extremidad proximal del fémur; calidad ósea: estimando el puntaje óseo trabecular (TBS); remodelado óseo: midiendo los marcadores bioquímicos de remodelado óseo: P1NP, osteocalcina, beta-crosslaps y FATR; metabolismo mineral: analizando en sangre PTH, vitamina D, calcio, fósforo además de la función renal.
Resultados: Se mostrarán detalladamente en tablas y figuras. Los pacientes con ONM y FA valores de DMO superiores a los controles en todas las localizaciones anatómicas. El TBS no mostró diferencias estadísticamente significativas entre los 3 grupos. Los ultrasonidos (SOS) tienen valores más elevados en los pacientes con ONM y FA que los controles. Tras aplicar la regresión logística multivariable, solo la existencia de quimioterapia, artritis reumatoide HTA y cardiopatía se asoció a la existencia de ONM y no lo hizo ningún marcador de remodelado ni la DXA ni el TBS. Solo la HTA y la cardiopatía se asoció a la presencia de FA. Tampoco lo hizo ninguno de los parámetros antes indicados.
Conclusiones: En la ONM y la FA no existen alteraciones en la cantidad, calidad y remodelado del hueso. Debe descartarse la idea preconcebida y no demostrada, la existencia de un exceso de supresión del remodelado óseo que conducirá a la aparición de un hueso de mala calidad.

 

 

19. Rentabilidad de la revisión sistemática de exploraciones radiológicas para la identificación de fracturas vertebrales por fragilidad
Subirana I1, Gómez Vaquero C2
1 Unidad Docente de Bellvitge. Facultad de Medicina. Universitat de Barcelona; 2 Servicio de Reumatología. Hospital Universitario de Bellvitge. L’Hospitalet. Barcelona

Introducción: La identificación de una fractura vertebral (FV) en una exploración radiológica (ER), llevada a cabo con motivo de una patología en un principio no relacionado con la columna vertebral, permite a los pacientes con un alto riesgo de fractura por fragilidad.
Objetivos: 1) Estimar la rentabilidad de la revisión sistemática de la ER para identificar FV por fragilidad. 2) Evaluar la calidad de los informes radiológicos de la ER con FV y 3) Valorar la atención a los pacientes respecto a la prevención secundaria de la fractura.
Métodos: Se revisaron todas las ER Realizaciones en el Servicio de Radiodiagnóstico de un hospital universitario durante una semana no natural que cumplen los siguientes criterios: 1) Realizadas a pacientes de edad ≥50 años; 2) Con inclusión de una proyección de perfil de la columna.
Para el análisis, se excluyeron las FV neoplásicas y traumáticas. Las variables recogidas fueron: 1) sexo y edad, 2) tipo de exploración, 3) número, localización y grado de la FV, 4) índice de deformidad espinal (IDE): suma del grado de deformidad de la FV asignando un 1 a Las fracturas de peso, 2 a las fracturas moderadas y 3 a las fracturas severas, 5) Identificación por radio y clínico, 6) Uso del término FV en el informe radiológico y 7) Evaluación del riesgo de fractura y prevención farmacológica.
Resultados: Se identificaron 52 pacientes con FV por fragilidad (30 mujeres y 22 hombres, edad media de 75 ± 11 años (p: ns) con entre una y seis FV (1,6 ± 1,0 FV), predominantemente en charnela lumbo -sacra; el IDE fue de 2,7 ± 2,1). Se revisaron 898 ER (22 FV de 499 RX simples de tórax, 13 de 55 RX simples de columna, 6 de 133 TAC torácicos, 9 de 138 TAC abdominales, 2 de 13 TAC de columna). El 65% de las personas trabajaron para radiólogos y clínicos. La rentabilidad de la revisión sistemática es la variable de la exploración y la de la información rutinaria. La revisión de las radiografías simples de la columna parece ser más rentable. En las 20 ER con FV e informe radiológico, se identifica 3 FV (15%) y se usa el término FV en 2. El 55% de las FV no han recibido tratamiento antirresortivo u osteoformador.
Conclusiones: La calidad de la identificación de la FV en la sala de emergencias y la atención al paciente con la FV para la prevención secundaria es mejor. La revisión sistemática podría ser recomendable en el RX simple de columna.

 

20. Estudio de la relación entre los polimorfismos del gen eNOs y la enfermedad Ósea de Paget
Calero Paniagua I * 1,2, Usategui Martín R * 2,3, Corral Gudino L4, García Aparicio J5, Mora Peña D1, Egea Aldana FR6, González Sarmiento R2,3, Pino Montes J del2,7
1 Servicio de Medicina Interna. Hospital General Virgen de la Luz. Cuenca; 2 Instituto de Investigación Biomédica de Salamanca (IBSAL); 3 Unidad de Medicina Molecular. Departamento de Medicina. Universidad de Salamanca; e Instituto de Biología Molecular y Celular del Cáncer (IBMCC). Universidad de Salamanca-CSIC; 4 Servicio de Medicina Interna. Hospital El Bierzo. Ponferrada; 5 Servicio de Medicina Interna. Hospital Universitario de Salamanca; 6 Unidad de Cuidados Críticos Urgentes. San Fernando Cádiz. San fernando Cádiz; 7 Servicio de Reumatología. Hospital Universitario de Salamanca
*Ambos autores contribuyeron en la misma maneraen este trabajo.

Objetivos: Dado que el proceso de angiogénesis es vital para el “acoplamiento” entre la resorción y la formación en la enfermedad en la enfermedad de la Paget (EOP), y que uno de los principales reguladores de la función es el óxido nítrico, nuestro objetivo fue determinar si Existe una asociación entre los polimorfismos (SNP) de la enzima óxido nítrico sintasa endotelial (eNOS) y la EOP frente a la población sana y este polomorfismo se asocia con el fenotipo de la EOP.
Material y métodos: Se incluyó un total de 264 pacientes con diagnóstico probado de EOP, atendidos entre 01/1990 y 01/2014 en el CEXT de Reumatología del Hospital Universitario de Salamanca. Como controles seleccionamos a 300 personas mayores de 40 años, sin enfermedad metabólica, ni antecedentes familiares de EOP. Se realizó un estudio retrospectivo con datos epidemiológicos, clínicos, de laboratorio, radiológicos, gammagráficos y se estudió el SNP rs2070744 del gen eNOS. El análisis de la discriminación alélica se llevó a cabo a través de PCR a tiempo real empleando a TaqMan y luego realizar la prueba de Hardly Weinberg. El análisis estadístico con SPSS v18.0.
Resultados: Nuestros resultados no cambian estadísticamente significativos entre el grupo de pacientes y el de controles. Si se ve como ser portador del alelo C del polimorfismo rs2070744 del gen eNOS se asoció con desarrollar una enfermedad en fase activa.
Discusión: Estudios recientes apuntan que eNOS puede ser la principal fuente de NO en la regulación de la resorción ósea. La variante genética que hemos estudiado, el SNP eNOS rs2070744, está relacionada con la expresión de NO. Este SNP, al mismo tiempo en la región promotora, podría estar relacionado con los niveles de eNOS y, posteriormente, de NO. La asociación entre ser portador del alelo C y presentar una enfermedad activa en el momento del diagnóstico, así como el genotipo CC una tendencia muy cercana a la significación estadística de presentar una enfermedad activa en el momento del diagnóstico puede traducir una fase activa más sintomática que La consulta de un paciente se realizó antes de su consulta.
Conclusiones: Ser portador del alelo C del SNP rs2070744 del gen eNOS podría asociarse con un fenotipo de la EPO en la que la fase actual tenga mayor sintomatología o fuera más duradera.

 

21. BMD y TBS en pacientes con hipoparatiroidismo postcirugía
Guadalix Iglesias S1, Mingo ML de1, Machos Maldonado D1, Martín-Arriscado C2, Ferrero E3, Martínez Díaz-Guerra G1, Hawkins F4
1 Servicio de Endocrinología. Hospital Universitario 12 de Octubre. Madrid; 2 Unidad de Epidemiología. Hospital Universitario 12 de Octubre. Madrid; 3 Servicio de Cirugía. Hospital Universitario 12 de Octubre. Madrid; 4 Instituto de Investigación i + 12. Hospital Universitario 12 de Octubre. Madrid

Los efectos del hipoparatiroidismo postcirugía (HipoPT PostCir) por cáncer de tiroides, asociado al tratamiento supresor con LT4, no son conocidos.
Objetivos: Evaluación DMO y TBS en pacientes con seguimiento prolongado (> 10 años) con HipoPT PostCir y tratamiento supresor de TSH.
Pacientes y métodos: Se estudiaron: 25 con HipoPT PostCir (8 pre y 17 postmenopáusicas) y 98 con Ca. de tiroides eutiroideas (14 pre y 84 postmenopáusicas) similares en edad e IMC. La DMO fue analizada por DXA (Hologic 4500) y TBS con software (Med-Imaps).
Resultados: La duración del seguimiento fue similar en los grupos (rango 10,57 a 12 años). La dosis de LT4 por kg. Peso fue ligeramente superior en el postmipo de HipoPT contra el de HipoPT (1,81 ± 0,37 vs. 1,63 ± 0,4, p = 0,041). En el estudio inicial, los valores de BMD y TBS fueron similares entre HipoPT y no-HypoPT, independientemente del estatus menopáusico. En final, las HipoPT postm tenían mayores BMD comparadas con no-HipoPT, a nivel de LS-BMD (0,99 ± 0,15 vs. 0,86 ± 0,12 g / cm2, p = 0,0001), FN -BMD (0,78 ± 0,11 vs. 0,68 ± 0,11 g / cm2, p = 0,0007), TH-BMD (0,94 ± 0,13 vs. 0,84 ± 0,13 g / cm2, p = 0,0027) y 1/3 R BMD (0,66 ± 0,05 vs. 0,59 ± 0,06 g / cm2, p <0,0001), y de TBS (1, 31 ± 0,09 vs. 1,24 ± 0,12 g / cm2, p = 0,0184). Osteocalcina y FAO habían disminuido en el HipoPT.
Conclusiones: En postmenopáusicas con HipoPT postcirugía, la deficiencia de PTH se asocia a un mayor DMO y TBS Mejor conservada respecto al no-HipoPT.

 

22. Evaluación en la prevención secundaria de la aplicación de una ruta asistencial territorial a nivel hospitalario en la fractura de cadera. Resultados preliminares
Cancio Trujillo JM1, Rodríguez García JL1, Pérez-Castejón Garrote JM1, Santaeugenia González S2
1 CSS el CARME. Badalona Serveis Assistencials (BSA). Badalona. Barcelona; 2 Departamento de Salut. Generalitat de Catalunya

Objetivos: La incidencia de la fractura de cadera en España según los datos de la Dra. Álvarez-Nebreda y col. (2007) es de 503 / 100.000 hab. > 65 años / año, pero en Cataluña estos datos llegaron a 623 / 100.000 hab./año.
En la región sanitaria del barcelonés Nord-Baix Maresme, nos encontramos también, la incidencia de este proceso fue de 900 / 100.000 hab en> 64 años entre 2009-2011. Siendo la más alta de Cataluña. No hay cambios en los estudios posteriores como el Dr. Etxebarría-Foronda y col. (2015) ni en el de la Dra. Pueyo (2016). La relación entre la prescripción de los medicamentos y la suplementación de la vitamina D y / o calcio en la prevención secundaria de la fractura de cadera, los datos se corresponden con los de F. León Vázquez (2015).
Método: con el objetivo de disminuir su incidencia y su morbimortalidad en el largo plazo del 2014, la elaboración de una ruta asistencial (RA) pactada entre los diversos profesionales de atención primaria, hospitalaria y unidades de convalecencia de forma multidisciplinar y coordinada. Iniciando su implementación en el año 2015. La forma de evitar las re-fracturas con la implementación de un protocolo de fármacos antiosteoporóticos.
Resultados: En el estudio observacional retrospectivo entre los años 2011-2015, sobre las 1.987 fracturas de cadera publicadas. Se ha producido un aumento de su incidencia de 402 a 417 casos en el 2015. Con una disminución progresiva de la estancia medios en los hospitales de agudos de 4,2 días, 9,5 días en 2015. Mejorando su derivación a centros de convalecencia del 31,4% al 43,2%. También destaca la mejora de la supervivencia a los 30 y los 365 días del 1%. Las fracturas se han mejorado. Así, la suplementación con vitamina D y calcio ha pasado del 19,2% al 69,3%, y la medicación antiosteoporosis al alta del 17,3 al 39,5%.
Conclusiones: En la fractura de cadera en nuestro territorio se ha producido un aumento de su incidencia que coinciden con la bibliografía. Con una disminución progresiva de la estancia media. La mortalidad se mantiene estable. Destacando el impulso de forma notable del tratamiento y la suplementación de la prevención secundaria de la fractura de cadera al alta.

 

23. ¿Es la osteoporosis secundaria algo secundario? Experiencia de una consulta de osteoporosis secundaria
Aguado Acín P, Nuño Nuño L, Peiteado D, Villalba A, Balsa A
Servicio de Reumatología. Hospital Universitario La Paz. Madrid

Introducción: Muchas patologías y fármacos favorecen el desarrollo de la osteoporosis (OP). A pesar de que su prevalencia es alta, en ocasiones supone un aumento de riesgo de fractura, sigue siendo una patología infradiagnosticada e infratratada.
Objetivo: analizar las características de los pacientes y la patología metabólica derivada de una consulta de OP secundaria.
Material y métodos: En 2012 se puso en marcha una consulta de inflamación inflamatoria, fin de mejorar el manejo de la patología metabólica, una artritis reumatoide (AR) y otras enfermedades reumatológicas. Ante la creciente demanda de otras especialidades, en 2014 se hizo en consulta de OP secundaria. Se reconocieron datos sociodemográficos, clínicos, bioquímicos del metabolismo óseo y densitométricos de los pacientes estudiados en dicha consulta.
Resultados: Se incluyeron 418 pacientes, 78,9% mujeres (15,4% premenopaúsicas) y edad de 58,7 ± 11,3 años. El 57,4% tenía OP densitométrica y el 25,8% osteopenia. Un 22,4% había presentado fractura por fragilidad, (60,6% vertebral y 26,5% periférica). El nivel de vitamina D era deficitario en el 71% de los pacientes. La mayoría de los pacientes procedían de reumatología (18,9% de unidad de AR inicio y 18,2% de consulta / hospital de día), ginecología (12,7%) y neumología (11,2%), aunque se conocen pacientes desde múltiples especialidades médicas.
Las patologías básicas más frecuentes fueron: cáncer de mama (22,5%) 77,6% de inhibidores de la asociación, AR inicio (12,4%) y patología pulmonar (11,5%), 41,6% de ellos eran sarcoidosis Otros diagnósticos aparecen en tabla.
La OP inducida por glucocorticoides representa el 30,1% de la muestra, con una edad de 60,2% ± 11,4 años. Los motivos más frecuentes para el uso de corticoides fueron: AR inicio y patología pulmonar (23% respectivamente), patología reumatológica y multifactorial (8,7%). El 42,8% presentaba OP densitométrica y 29,3% osteopenia. Se objetivaron 33 fracturas (26% de los pacientes), 25 vertebrales (75,7%) y 5 periféricas (15,1%). En un 21,2% de los casos, estas fracturas ocurrieron con DMO en rango osteopénico y en un 6% con DMO normal.
Conclusión: Múltiples procesos pueden asociar patología metabólica ósea, existiendo una elevada prevalencia de fractura por fragilidad en estos pacientes. La creación de una consulta monográfica de OP secundaria se ha mostrado útil para otras especialidades y para optimizar el manejo de la OP asociada a enfermedades inflamatorias / autoinmunes en reumatología.

 

 

24. Obesidad y vértebra plana
Ahijado Guzman MP1, Veiga Cabello R2, Cantalejo Moreira M1, Ruiz Ruiz J3, Zapatero Gaviria A3
1 Hospital de Fuenlabrada. Unidad de Reumatología. Fuenlabrada. Madrid. España; 2 Hospital Central de la Defensa. Servicio de Reumatología. Madrid. España; 3 Hospital de Fuenlabrada. Departamento de Medicina INterna. Fuenlabrada. Madrid. España

Introducción: la columna vertebral es una estructura mecánica, en un individuo joven y sano, bajo un enfoque radiológico, dispone sus cuerpos vertebrales en armonía con su estatura, y aumenta progresivamente en magnitud desde la columna cervical hasta la columna lumbar, en un rango de crecimiento vertical que Puede superar la horizontal.
Se postula que la obesidad importante en las etapas tempranas de la vida, podría modificar los parámetros vertebrales por sobrecarga esquelética, pero el problema es que los índices vertebrales actuales no miden una relación de la altura de la persona con su vértebra.
Objetivo: verificar si la obesidad infantil puede modificar los parámetros vertebrales o si se acepta que conlleva una pérdida de estatura equivalente, y en este caso sería necesario un estudio comparativo de la estatura media, o si la armonía del individuo es aceptado, sería necesario crear un índice que combine estas variables para objetivar si su valor es una constante, y así, eliminar la ambigüedad del observador.
Material y método: se seleccionó una población de obesos (IMC ≥35), ambos sexos, entre 20 y 55 años de edad, en protocolo de cirugía bariátrica, con una obesidad significativa en su desarrollo. Se excluyó cualquier causa que pudiera producir aplanamiento vertebral. Como grupo de control, se incluyó a cualquier paciente que acudió a una consulta ambulatoria de reumatología y que cumplió con los criterios de inclusión y exclusión mencionados anteriormente, excepto la obesidad.
Como variables, sexo, edad, índice de masa corporal (IMC), y con una placa lateral torácica no girada, y en la octava vértebra dorsal, calculamos su longitud (LVD8) y su altura (HVD8), medidas en mm. Figura.
Finalmente, aplicamos un estudio comparativo de los resultados de la media de la altura y el índice vertebral (VI): VI = 10 x LVD8 / (HVD8 x estatura).
Resultados: se analizaron 90 pacientes.
20 pacientes en el grupo de estudio (22,2%): 48,1% mujeres, 48,6 años, 38,2 BMI y VI 11,6 metros-1. Y 70 pacientes en el grupo control (77.8%): 51.1% mujeres de 45.15 años de edad, 26.2 IMC, y VI 11.2 metros-1. El análisis comparativo de promedios no muestra diferencias significativas en el índice o en la estatura de estos pacientes.
Conclusión: es un estudio pequeño, y según la altura o el índice creado, no parece que la obesidad en el desarrollo modifique la altura general o los parámetros vertebrales. Además, el índice da un valor estable con respecto al sexo de ambas poblaciones en la octava vértebra dorsal.