PDF ) Rev Osteoporos Metab Miner. 2019; 11 (3): 15-53

 

45. Un ensayo funcional identifica a CARM1 como un gen asociado a la osteoporosis y a la obesidad y resistencia a la insulina en la mujer
Pertusa Viñuales C1, Panach L1, Acebrón A2, Aliaga R3, Ballester V3, Mifsut D2, Cano A3, García Pérez MA1,4
1 Fundación Investigación Clínico de Valencia. Instituto de Investigación Sanitaria. INCLIVA; 2 Servicio de Cirugía Ortopédica y Traumatología. Hospital Clínico de Valencia; 3 Departamento de Pediatría, Obstetricia y Ginecología. Universidad de Valencia; 4 Departamento de Genética. Universidad de Valencia

Introducción y objetivo: La osteoporosis (OTP) es una patología multifactorial para la cual, los genes catalogados solo explican una parte de la varianza fenotípica total. En el presente estudio, hemos comparado la expresión génica global en osteoblastos primarios (OBs), en mujeres sometidas a cirugía de reemplazo de la cadera debido a fractura por fragilidad (grupo FO) o a osteoartritis severa (grupo OA). El objetivo es la identificación de nuevos genes candidatos, relacionados con mecanismos epigenéticos, para, en una aproximación traslacional, analizar su asociación a DMO en una cohorte de mujeres.
Material y métodos: El RNA obtenido de 6 cultivos de OBs de cada grupo se usó para hibridar 12 arrays GeneChip™ Human Gene 2.0 ST. Se intentó la validación de 12 genes diferencialmente expresados mediante espectrometría de masas MALDI-TOF. Finalmente se estudió la asociación a DMO en una cohorte de mujeres, de 4 SNPs en los genes DNMT3A, CARM1, DOT1L y HEY2.
Resultados: Los OBs se obtuvieron de mujeres con una edad similar (FO: 68,8±7,3 años vs. OA: 73,5±9,8 años, p=0,37), pero con una DMO de cadera distinta (FO Z-score: -0,367±0,616 vs. OA Z-score: 2,125±1,190, p=0,002). En el análisis de microarrays, se detectaron 2.542 transcritos diferencialmente expresados perteneciendo a 1.791 genes anotados, de los cuales un 45,6% (819) estuvieron sobreexpresados, y un 54,4% (979) infraexpresados (fold-change entre -7,45 y 4,0). Un 75% de los genes (9 de 12) fueron correctamente validados. El análisis del transcriptoma señaló a las vías de señalización Hedgehog, Wnt, Integrinas, Inflamación Mediada por Citoquinas, Ras e Insulina/IGF, como algunas de las más alteradas. La traslación a la cohorte mostró una asociación significativa del SNP rs12460421 a DMO de manera que las mujeres de genotipo GG mostraron mayores niveles en columna y cadera (p=0,005 y p=0,007, respectivamente). Interesantemente, este mismo genotipo se asoció significativamente a mayores niveles de IMC (p=0,00009), perímetro de cintura (p=0,003), y del índice HOMAIR de resistencia a la insulina (p=0,00004).
Conclusión: CARM1 es una metil-transferasa de histonas que actúa, entre otras, en la regulación transcripcional de p53, en la autofagia, y en la regulación de la secreción de insulina. En este trabajo se describe la asociación de un SNP en el gen CARM1 a OTP y resistencia a insulina y obesidad.
Trabajo patrocinado por el ISCIII (PI17/01875) y cofinanciado por Fondos Feder.

 

46. Variabilidad de la Z-score según el ajuste de talla en población pediátrica
Magallares B1, Cerdá D2, Betancourt J3, Fraga G3, Gich I4, Quesada Masachs E5, López Corbeto M5, Torrent M3, Marín A6, Herrera S6, Casademont J7, Corominas H1, Malouf J6
1 Unidad de Reumatología del Hospital de la Santa Creu i Sant Pau. Barcelona; 2 Servicio de Reumatología del Hospital Moises Brogi. Barcelona; 3 Servicio de Pediatría del Hospital de la Santa Creu i Sant Pau. Barcelona; 4 Departamento de Epidemiologia. Hospital de la Santa Creu i Sant Pau. Barcelona; 5 Servicio de Reumatología Pediátrica del Hospital Vall d’Hebrón. Barcelona; 6 Unidad de Metablismo Óseo. Servicio de Medicina Interna del Hospital de la Santa Creu i Sant Pau. Barcelona; 7 Servicio de Medicina Interna del Hospital de la Santa Creu i Sant Pau. Barcelona

Introducción: La DXA es la técnica de elección para la medición de la DMO y cálculo de Z-score en edad pediátrica. En niños con percentil de talla <3 se recomienda el ajuste de talla para evitar su infraestimación.
Objetivo: Evaluar la relación de la Z-score de las principales regiones de interés ajustadas y sin ajustar por talla.
Métodos: Se realizó DXA de cuerpo entero (CE) y lumbar a pacientes de 2 a 20 años de edad, con al menos 1 factor de riesgo asociado a fragilidad ósea. Se obtuvo la Z-score de ambas y se corrigió por talla según la fórmula de Zemel.
Resultados: Se presentan datos de 103 pacientes, con una edad media de 9,8 años, 52,4% de sexo femenino. El 6,8% presentaban un percentil talla ≤3 y el 4,9% un percentil talla ≥97. El 8,2% presentaban baja masa ósea (BMO) para la edad cronológica (Z-score ≤-2) medida en región vertebral, quedando en 6,4% tras el ajuste de talla. A nivel de CE la proporción de BMO fue del 10,5% pasando al 7,2 tras el ajuste de talla.
La Z-score vertebral (ZsV) y de Z-score de CE (ZsCE) presentaron un coeficiente de correlación de 0,73 (p<0,001). Figura 1A. No se hallaron diferencias entre sus promedios (p=0,170) pero en el punto de corte de BMO (≤-2) hubo discrepancias en el 7% de la muestra, donde el 5% presentaban BMO por ZsCE pero no vertebral y un 2% presentaban BMO por ZsV pero no por CE. El índice de concordancia en este punto fue de 0,557.
Comparando ZsV ajustado y sin ajustar por talla, no hubo diferencias entre sus promedios (p=0,913) con un coeficiente de correlación de 0,78 (p<0,001). Figura 1B. La concordancia en el punto de corte de BMO fue de 0,498, con una discrepancia del 7%, donde un 5% presentaban BMO por ZsV no ajustada pero no en la ajustada, y a la inversa, un 2% cumplían BMO por ZsV ajustada y no en la no ajustada.
De forma similar, al comparar ZsCE ajustado y sin ajustar por talla, no hubo diferencias entre sus promedios (p=0,367) con un coeficiente de correlación de 0,82 (p<0,001). Figura 1C. La concordancia en el punto de corte de BMO fue de 0,557, con una discrepancia de hasta el 7%, donde un 5% presentaban BMO por ZsCE no ajustada pero no en la ajustada, y a la inversa, un 2% cumplían BMO por ZsCE ajustada y no en la de sin ajustar.
Conclusiones: Existen discrepancias en el punto de corte de BMO en función de la medida utilizada por región anatómica y el ajuste de talla.
Se debería considerar el ajuste de talla en todos los pacientes pediátricos y no sólo en aquellos con baja talla.

 

47. La activación del eje PTHrP/PTH1R media efectos protumorogénicos de la proteína espondina-2 en células de cáncer prostático
Alonso V1,2, Álvarez Carrión L1, Gutiérrez Rojas I1, Kitchen B1, Rodríguez de Gortázar A1,2, Ardura JA1,2
1 Instituto de Medicina Molecular Aplicada. Universidad San Pablo CEU. Madrid; 2 Departamento de Ciencias Médicas Básicas. Facultad de Medicina. Universidad San Pablo CEU. Madrid

Introducción: La expresión de marcadores óseos en células tumorales u osteomimetismo puede favorecer la metástasis del cáncer de próstata a hueso. El receptor de la parathormona PTH1R y su ligando proteína relacionada con la parathormona (PTHrP) activan proteínas reguladoras del remodelado óseo y la osteogénesis, expresandose ambas proteínas en tumores de próstata. Recientemente se ha demostrado la capacidad osteomimética del factor espondina-2 favoreciendo la capacidad metastática de células tumorales prostáticas. Planteamos como hipótesis que la proteína espondina-2 puede favorecer el osteomimetismo e invasividad de células tumorales de próstata mediante la activación del eje PTH1R/PTHrP.
Objetivo: Estudiar el papel de PTH1R y PTHrP como posibles mediadores de los efectos pro-tumorogénicos de espondina-2.
Materiales y métodos: Usamos un modelo de tumor de próstata inducido por inyección ortotópica de células de adenocarcinoma prostático TRAMP-C1 silenciadas o no para espondina-2 en ratones C57BL/6. Se evaluó tanto en los tumores como en las células TRAMP-C1 la expresión génica de PTH1R, PTHrP y marcadores osteomiméticos (RANKL, OPG, Runx2 y osterix) por PCR cuantitativa y la pérdida de cilio primario como marcaje de progresión tumoral. Además, en células TRAMP-C1 estimuladas con PTHrP(1-37) o silenciadas con siARNs de PTH1R, IFT88 (proteína necesaria para la formación de cilio primario) o ambos, se estudió la expresión de genes osteomiméticos y la capacidad migratoria celular.
Resultados: La expresión génica de PTH1R, PTHrP y de genes osteomiméticos aumentó en tumores de próstata que sobreexpresaban espondina-2 y en células TRAMP-C1 estimuladas con espondina-2, en asociación a disminución del cilio primario. Estos efectos se revirtieron con el silenciamiento en los tumores de próstata de espondina-2. Las células TRAMP-C1 sin cilio primario tras silenciamiento de IFT88 sobreexpresaron PTH1R, PTHrP, RANKL, OPG y osterix, además de mostrar mayores capacidades migratorias. La estimulación de células TRAMP-C1 con PTHrP indujo efectos en marcadores osteomiméticos y migración celular similares a los causados por silenciamiento del cilio. El silenciamiento de PTH1R en células TRAMP-C1 inhibió los efectos sobre genes osteomiméticos y migración celular causados por espondina-2 y por ausencia de cilio primario.
Conclusiones: Espondina-2 induce osteomimetismo y migración en células de cáncer de próstata regulando la activación del eje cilio primario/PTHrP/PTH1R.

 

48. El cilio primario media acciones pro-supervivencia y de remodelado óseo dependientes de PTHrP en osteocitos y osteoblastos a través de la vía de señalización Hedgehog
Martín Guerrero E1, Tirado Cabrera I1, Buendía I1, Alonso V1,2, Rodríguez de Gortázar A1,2, Ardura JA1,2
1 Instituto de Medicina Molecular Aplicada. Universidad San Pablo CEU. Madrid; 2 Departamento de Ciencias Médicas Básicas. Facultad de Medicina. Universidad San Pablo CEU. Madrid

Introducción: El cilio primario es un orgánulo apendicular que regula el remodelado óseo en osteocitos y osteoblastos gracias a la activación de receptores acoplados a proteínas G (GPCRs). La vía de señalización Hedgehog, asociada con la regulación del desarrollo óseo, puede ser activada por el cilio primario. El receptor 1 de la parathormona (PTH1R), un GPCR activado por la proteína relacionada con la parathormona (PTHrP), induce supervivencia celular, activa el remodelado óseo y es capaz de modular la vía Hedgehog durante el desarrollo esquelético. Planteamos como hipótesis que PTH1R y el cilio primario cooperan en la regulación del remodelado y la supervivencia de células óseas mediante la activación de la vía Hedgehog.
Objetivo: Evaluar el papel del PTH1R y cilio primario como posibles herramientas moleculares que permiten de manera conjunta regular la supervivencia y la expresión génica del osteocito y osteoblasto mediante la activación de la vía Hedgehog.
Material y métodos: Se estimularon con PTHrP(1-37) osteocitos MLO-Y4 y osteoblastos MC3T3-E1 con el cilio primario silenciado por siARNs específicos, incubadas con el inhibidor del cilio primario hidrato de cloral o con GANT61, un inhibidor del factor de transcripción de la vía Hedgehog Gli-1. Se analizó en estas células la posible co-localización de PTH1R y cilio primario por inmunofluorescencia, la supervivencia celular en condiciones de ausencia de suero por contajes celulares, la expresión de genes de remodelado óseo (OPG, RANKL) y de marcadores de formación de hueso (Runx2, osteocalcina y fosfatasa alcalina) por PCR cuantitativa y los niveles proteicos de Gli1 por inmunoblot.
Resultados: Se observó co-localización de PTH1R y el cilio primario en osteocitos y osteoblastos. PTHrP aumentó la expresión génica de OPG y osteocalcina, la relación OPG/RANKL, la expresión proteica de Gli1 y la supervivencia en ambos tipos celulares. Los siARNs del cilio y el hidrato de cloral inhibieron las acciones estimuladoras de la PTHrP mencionadas previamente. Además, la inhibición de Gli1 redujo los efectos protectores de la PTHrP y la relación OPG/RANKL mediante la potenciación de la expresión de RANKL, pero no afectó a la sobreexpresión de osteocalcina en células estimuladas con PTHrP.
Conclusiones: PTHrP y el cilio primario actúan conjuntamente aumentando la supervivencia celular y la expresión de genes de remodelado óseo a través de mecanismos dependientes de Gli1 (vía Hedgehog) en osteocitos y osteoblastos

 

49. Modelado numérico de las propiedades mecánicas de fémur humano tras tratamiento contra osteoporosis mediante denosumab
Marco M1, Marino M1, Tovar A1, Giner E2, Caeiro Rey JR3, Miguélez H1, Larraínzar Garijo R4
1 Departamento de Ingeniería Mecánica. Universidad Carlos III de Madrid. Madrid; 2 CIIM. Departamento de Ingeniería Mecánica y de Materiales. Universitat Politècnica de València; 3 Servicio de Cirugía Ortopédica y Traumatología. Complejo Hospitalario Universitario de Santiago de Compostela. A Coruña; 4 Servicio Cirugía Ortopédica y Traumatología. Hospital Universitario Infanta Leonor. Madrid

Introducción: El método de análisis mediante elementos finitos (EF) es una herramienta útil en el estudio de la resistencia ósea (RO) de la extremidad proximal del fémur (EPF). Mediante este método es posible estimar la influencia que tienen ciertos medicamentos antirresortivos o anabólicos sobre dicha RO, y por tanto, sobre el comportamiento biomecánico de la EPF. Diversos autores han estudiado la influencia de estos medicamentos a la densidad volumétrica del hueso (BV/TV). En este trabajo se pretende comprobar cómo esa variación afecta a la rigidez global y a la carga máxima de fractura del fémur.
Objetivo: El objetivo principal de este trabajo es analizar numéricamente mediante EF cómo algunos medicamentos antiosteoporóticos con repercusión contrastada sobre la BV/TV, inducen variaciones que afectan a la rigidez global y, por tanto, a la carga máxima necesaria para fracturar la EPF humana.
Material y método: En este trabajo el comportamiento de la EPF de cuatro sujetos (1: mujer, 72 años; 2: mujer, 62 años; 3: varón, 71 años y 4: varón, 73 años) ha sido analizado numéricamente. Se han desarrollado modelos numéricos de EF en 3D a partir de tomografía computarizada de alta resolución, en los que se han modificado las propiedades mecánicas de la EPF de acuerdo a las variaciones de BV/TV referidas en la literatura para el Denosumab como antiresortivo, desde los 0 hasta los 36 meses de tratamiento. El análisis se ha realizado en términos de rigidez, carga de rotura, campo de tensiones y curva fuerzadesplazamiento.
Resultados: Se han observado diferencias significativas en el comportamiento de los modelos numéricos. En cuanto a la rigidez, los modelos han presentado importantes mejoras: a los 12 meses un 8%: a los 24 meses el 11% y a los 36 meses el 17%. En cuanto a la carga máxima, ésta ha aumentado un 5% a los 12 meses, un 7% a los 24 meses y un 12% a los 36 meses.
Conclusiones: Mediante distintos tipos de análisis por EF, se ha cuantificado la mejora de las propiedades mecánicas y la RO de la EPF que induce un medicamento típico frente al tratamiento de la osteoporosis en la práctica clínica, lo que ayuda a comprender su eficacia frente a la fractura de cadera.

 

50. La artrosis experimental por inestabilidad articular induce la desorganización de los condrocitos de la placa de crecimiento en ratones
Lamuedra A1, Ruiz Pérez VL2,3, Gratal P1, Largo R1, Herrero-Beaumont G1
1 Laboratorio de Reumatología y Metabolismo Óseo. Departamento de Reumatología. IIS-Fundación Jiménez Díaz. UAM. Madrid; 2 Instituto de Investigaciones Biomédicas Alberto Sols. CSIC-UAM. Madrid; 3 Ciber de Enfermedades Raras. CIBERER (ISCIII). Madrid

Introducción: La artrosis (OA) es una enfermedad biomecánica que afecta principalmente al cartílago articular y al hueso subcondral. Los modelos experimentales reproducen la enfermedad humana y su patogénesis. A diferencia de los humanos, en roedores no hay cierre de las fisis óseas. La vía Hedgehog (Hh) desempeña un papel clave en la diferenciación de los condrocitos, organizados en columnas en la placa de crecimiento (PC). Los embriones Evc-/- muestran pérdida del orden en la PC e hipertrofia prematura debido a la interrupción de la señalización Hh. En ratones neonatos, la alteración de la carga mecánica articular por hemiplejia induce desorganización de la PC. Sin embargo, no se conoce si una alteración biomecánica podría modificar la estructura de la PC en adultos.
Objetivo: Nuestro objetivo fue estudiar si la OA puede alterar la organización de la PC en ratones adultos y evaluar si esta desorganización tiene un efecto perjudicial adicional sobre el daño en el cartílago articular.
Material y método: La OA se indujo por desestabilización quirúrgica de la rodilla. Se utilizó un ratón knockout condicional de Evc para lograr niveles de Evc intermedios o nulos, como control de desorganización de la PC. En ratones WT sanos (n=8), WT OA (n=6), EvccKO+/- sanos (n=4), EvccKO+/- OA (n=5), EvccKO-/- sanos (n=3) y EvccKO-/- OA (n=6), se evaluó el orden de la PC en tibia, expresado como Índice de Columnas (IC), y calculado como porcentaje de condrocitos en columnas (al menos 3 células a menos de 20 píxeles formando ángulos entre 155° y 180°) y considerando la longitud de la columna. El daño en cartílago y grosor de la PC se evaluaron por tinción O-Safranina.
Resultados: El IC disminuyó un 50% en ratones OA WT (p=0,0001 vs. WT sano). Los ratones EvccKO+/- sanos mostraron bajo IC (p=0,0004 vs. WT sano) y la eliminación completa de Evc (EvccKO-/- sano) mostró una pérdida total de orden en la PC (p=0,005 vs. EvccKO+/- sano). No se observaron cambios en el grosor de la PC o contenido de proteoglicanos. La eliminación parcial o completa de Evc no indujo daño en cartílago. Igualmente, los ratones WT OA y EvccKO-/- OA mostraron lesiones de gravedad similar en el cartílago.
Conclusiones: La OA conduce a la pérdida de la estructura en columnas de los condrocitos en la PC, pero esta alteración no incrementa el daño en el cartílago articular. Aun así, se necesitan más estudios para confirmar la falta de interferencia del estado patológico de la PC en medidas de daño articular en la OA.

 

51. ¿Cuál es el significado patogénico de la hipertrofia condrocitaria en la artrosis? Efecto de la deleción de EVC en la señalización Hedgehog
Lamuedra A1, Gratal P1, Ruiz Pérez VL2,3, Palencia Campos A2,3, Portal Núñez S4, Herrero-Beaumont G1, Largo R1
1 Laboratorio de Reumatología y Metabolismo Óseo. Departamento de Reumatología. IIS-Fundación Jiménez Díaz. UAM. Madrid; 2 Instituto de Investigaciones Biomédicas Alberto Sols. CSIC-UAM. Madrid; 3 Ciber de Enfermedades Raras. CIBERER (ISCIII). Madrid; 4 Laboratorio de Fisiopatología Ósea. Applied Molecular Medicine Institute (IMMA). Universidad San Pablo-CEU. Madrid

Introducción: La artrosis (OA) se caracteriza por la destrucción del cartílago articular, donde los condrocitos adquieren un fenotipo hipertrófico similar al de la placa de crecimiento. En modelos animales, la sobreactivación de la vía Hedgehog (Hh) induce daño en el cartílago, y su inhibición farmacológica previene la destrucción articular. Las mutaciones en los genes EVC y EVC2 impiden la señalización Hh y son causantes del síndrome Ellis-van Creveld. La eliminación de EVC podría dificultar la expresión de genes diana de Hh, como Runx2, y prevenir la expresión de mediadores de hipertrofia.
Objetivo: Nuestro objetivo fue estudiar si la inhibición de la vía Hh previene la hipertrofia condrocitaria, y si la deleción de EVC modifica el daño articular en un modelo de OA en ratón knockout condicional de EVC.
Material y método: Se cultivaron condrocitos primarios de ratones wild-type (WT) y Evc-/- en micromasa y se indujo la hipertrofia con insulina durante 14 días. Se utilizó ciclopamina como inhibidor farmacológico de la vía Hh. La expresión génica de marcadores hipertróficos y genes Hh se midió por qRT-PCR, y el contenido de proteoglicanos con Alcian Blue. Se indujo OA por desestabilización articular quirúrgica en ratones adultos WT (n=6) y EvccKO-/- (n=6). El daño del cartílago se evaluó mediante tinción O-Safranina, y los niveles de metaloproteasas (MMPs) por Western blot.
Resultados: La ciclopamina previno la expresión de ColX, fosfatasa alcalina (ALP), Adamts5 y Runx2 (p<0,05) y redujo el contenido de proteoglicanos (p=0,004) inducido por insulina en condrocitos WT. De forma similar, los condrocitos Evc-/- mostraron una inhibición parcial de la hipertrofia y menos proteoglicanos. Sin embargo, la deleción de EVC no modificó el daño en el cartílago en ratones EvccKO-/- OA frente a WT OA. Los niveles de proteína MMP13, MMP1 y MMP3 aumentaron en las rodillas WT OA (p<0,01 vs. WT sano), mientras que MMP3 y MMP13 se redujeron en EvccKO-/- OA (p=0,09; p=0,18 vs. WT OA). La expresión génica de genes Hh se incrementó en ratones WT OA y disminuyó en EvccKO-/- OA (p<0,01 vs. WT OA), así como ColX, ALP y Runx2 (p=0,002; p=0,13; p=0,21 vs. WT OA).
Conclusiones: Por tanto, aunque la inactivación de la vía Hh impidió la hipertrofia de los condrocitos, no previno la progresión del daño en cartílago de ratones EvccKO-/- OA. Nuestros resultados sugieren que la hipertrofia condrocitaria es un epifenómeno sin un papel patogénico en la progresión del daño del cartílago durante la OA.

 

52. ¿Existe la respuesta inadecuada a denosumab?
Sangüesa Gómez C, Holgado Pérez S, Martínez Morillo M, Casafont Solé I, Nack A, Prior Español A, Brandy García A, Aparicio Espinar M, Mateo Soria L, Riveros Frutos A, Olivé A, Gifre L
Servicio de Reumatología. Hospital Universitari Germans Trias i Pujol. Badalona

Introducción: Denosumab (Dmab) es un anticuerpo humano monoclonal dirigido contra el RANK-ligando que ha demostrado aumentar la DMO lumbar y femoral a los 10 años de tratamiento y disminuir la incidencia de fracturas (fxs) vertebrales, no vertebrales y de fémur. En la actualidad se desconoce la incidencia y los factores relacionados con una respuesta inadecuada (RI) a Dmab.
Objetivos: Describir las características clínicas, analíticas y densitométricas de pacientes con RI a Dmab en práctica clínica habitual, definida como: incidencia de nueva fx o descenso significativo de DMO (≥5% lumbar o ≥4% femoral).
Métodos: Análisis descriptivo retrospectivo de pacientes con osteoporosis (OP) con RI a Dmab. Se recogieron variables demográficas, factores de riesgo de OP, antecedente de fxs, tratamiento antiosteoporótico previo, parámetros de DMO y metabolismo fosfocálcico, previos y tras objetivarse la RI.
Resultados: Se incluyeron 21 pacientes (18 mujeres, 3 hombres) con edad media de 74±9 años. 10 pacientes presentaron disminución de DMO y 11 incidencia de fxs. Las localizaciones de fxs fueron: vertebrales (n=8, mediana 1,8; rango 1-4), húmero (n=1), fémur (n=1) y tibia (n=1). Las causas de OP fueron: postmenopáusica (n=11), inducida por glucocorticoides (n=5), enólica (n=2) y multifactorial (n=3). 12 pacientes (57,14%) habían recibido previamente bifosfonatos orales o intravenosos durante una media de 5,4±2,7 años. 12 pacientes (57,14%) habían presentado fxs vertebrales previas (mediana 3;rango 1-8), 3 de ellos también habían presentado fx de fémur. La media de tratamiento con Dmab en los pacientes con fxs incidentales fue 3,1±1,9 años y en los de pérdida de DMO 2,4 ± 1,2 años. En el grupo de descenso de masa ósea el porcentaje de pérdida de DMO fue mayor en columna lumbar respecto fémur total (-6,6%±3,7 vs. -1,9%±4,8). De los pacientes con descenso de DMO: 8 mantuvieron el mismo tratamiento y 2 cambiaron a ácido zoledrónico. De los que presentaron fxs, 4 iniciaron terapia combinada teriparatida + Dmab, 1 cambió a teriparatida y 6 mantuvieron el mismo tratamiento. Un paciente con fxs incidentales fue diagnosticado de mieloma múltiple.
Conclusiones: La mayoría de los pacientes que presentaron RI a Dmab habían recibido bifosfonatos durante una media aproximada de 5 años y más de la mitad habían tenido previamente una o más fxs. Los pacientes que presentaron fxs incidentales llevaban más tiempo de tratamiento que los que presentaron descenso de DMO.

 

53. Papel del mosaicismo genético en la osteogénesis imperfecta
Bou R1, Peris P2, Roset A3, López Cobo MM4, Mensa Vilaro A5, Arostegui JI5, González Roca E4,5
1 Reumatología Pediátrica. Hospital Sant Joan de Déu. Barcelona; 2 Reumatología. Hospital Clínic. Barcelona; 3 Bioquímica y Genética Molecular-CDB. Hospital Clínic. Barcelona; 4 Àrea Operativa CORE de Biología Molecular-CDB. Hospital Clínic. Barcelona; 5 Servicio de Inmunología-CDB. Hospital Clínic. Barcelona

Introducción: La osteogénesis imperfecta (OI) es una enfermedad de causa genética que afecta al tejido conectivo y condiciona un aumento de la fragilidad ósea. Alrededor del 90% de los pacientes presentan mutaciones en los genes que codifican las cadenas de colágeno tipo I (COL1A1 y COL1A2 ), aunque se conocen otros genes que causan la enfermedad. El mosaicismo genético se ha descrito en familias con OI recurrente, con fenotipos heterogéneos y en algunos pacientes con fenotipos solapantes OI/EDS1.
Objetivo: Estudiar la presencia de mutaciones de baja frecuencia alélica en padres de pacientes afectos de OI.
Metodología: Se incluyeron 21 familias con los siguientes criterios de inclusión: 1) Tener 1 o más miembros afectos de OI con causa genética identificada (genes COL1A1 , COL1A2 o IFITM5). 2) Los padres no eran portadores de dichas mutaciones. 3) Los pacientes presentaban OI de cualquier tipo, excepto tipo II/perinatal. Se obtuvo ADN de sangre periférica de todos los miembros de las familias. Se usó la técnica de secuenciación masiva de amplicones (ADS)2 de las regiones de ADN mutadas y de los nucleótidos adyacentes mediante un secuenciador MiSeq (Illumina), buscando una cobertura mínima de 1000x (detección de variantes al 2,5%). El análisis de variantes se realizó mediante software MiSeqReporter (Illumina) e IGV.
Resultados: Se identificaron variantes somáticas en tres de los pacientes índice que habían sido diagnosticados como portadores de variantes patogénicas en heterocigosis mediante otras técnicas. La cuantificación de las variantes por ADS fue de ~30% en estos pacientes. En el padre de una de las 18 familias restantes se identificó una variante somática en el 1,85% de las secuencias (425 secuencias de 23000), considerándolo como un probable portador.
Conclusión: Estos resultados sugieren un papel relevante de las mutaciones somáticas en la OI. Su identificación en alta frecuencia alélica en tres pacientes con OI indica que pueden ser la causa de la enfermedad. Asimismo, su detección en baja frecuencia en un padre de paciente afecto de OI sugiere un papel en la transmisión de la enfermedad. Por ello, es recomendable realizar un estudio genético que identifique las variantes patogénicas de baja frecuencia alélica, tanto en pacientes como en sus padres, para poder realizar un consejo genético familiar correcto.
1 S. Symoens et al. (2017) Am J Med Genet. A, vol 173:1047-1050.
2 A. Mensa-Vilaró et al. (2019) JACI, vol 143:359-368.

 

54. La vitamina D, ¿un nuevo marcador de actividad inflamatoria en las espondiloartritis?
Castro Corredor D1, Ramírez Huaranga MA2, Mínguez Sánchez MD1, Anino Fernández J1, Mateos Rodríguez JJ1, Rebollo Giménez AI1, González Peñas M1, Seoane Romero J1, Luque Zafra M3, Lara Simón IM de4, Cuadra Díaz JL1
1 Servicio de Reumatología, 2 Unidad de Tratamiento de Dolor Crónico, 3 Servicio de Análisis Clínicos y 4 Servicio de Anatomía Patológica. Hospital General Universitario de Ciudad Real

Introducción: : Las espondiloartritis son unas enfermedades inflamatorias crónicas con afectación del esqueleto axial y/o de articulaciones periféricas. Los pacientes con espondiloartritis tienen una prevalencia significativa de niveles de vitamina D por debajo de la normalidad y que se correlacionarían con la actividad de la enfermedad.
Objetivo: Determinar la asociación entre el déficit de vitamina D y el grado de actividad de la enfermedad (actividad inflamatoria) en una cohorte de pacientes con espondiloartritis.
Metodología: Estudio observacional, descriptivo y transversal. Se realiza una revisión retrospectiva de la base de datos de pacientes con espondiloartritis atendidos en el Servicio de Reumatología del Hospital General Universitario de Ciudad Real desde septiembre 2016 a septiembre 2018. La asociación entre el déficit de vitamina D y el índice de actividad se calcula con el odds ratio (OR), con un nivel de confianza del 95%.
Resultados: Se presentan los primeros avances de los resultados del estudio. Se han analizado 147 pacientes, 85 hombres y 62 mujeres, con una edad media de 46,04 años (±13,50 DE). El 12,9% fueron espondiloartritis axiales no radiográficas, 45,6% espondilitis anquilosante, 21,8% artropatía psoriásica, 6,1% espondiloartropatía asociada a enfermedad inflamatoria intestinal y 10,2% fueron otros tipos de espondiloartritis. El promedio de la actividad medido mediante BASDAI fue de 4,31 (±2,37 DE) y medido por DAPSA fue de 11,35 (±7,32 DE). Además, 72 y 19 pacientes presentaban actividad medida por BASDAI y DAPSA, respectivamente. Además, el 27,9% presentaban una elevación de los reactantes de fase aguda. Los niveles de vitamina D fueron de 23,72 (±9,68 DE). El 81,63% presentaban cifras de déficit o de insuficiencia de vitamina D. El análisis de asociación entre el déficit/insuficiencia de vitamina D con el grado de actividad BASDAI y DAPSA, presenta una OR de 7,87 (IC95%: 2,92-21,23, p=<0,0001). Para el análisis comparativo de medias entre el déficit/insuficiencia de vitamina D y el BASDAI es de +2,076 (IC95%: 1,241 a 3,266, p<0,0001).
Conclusión: En nuestro estudio, los pacientes con espondiloartritis que tienen un déficit de vitamina D se correlacionan con presentar actividad de la enfermedad (BASDAI y DAPSA >o= 4). A pesar de estos resultados, se requeriría realizar un seguimiento de estos pacientes a lo largo de un año con dos o más registros de actividad y vitamina D, para corroborar estos datos.

 

55. El metabolismo óseo y mineral en las espondiloartropatías
Castro Corredor D1, Ramírez Huaranga MA2, Mínguez Sánchez MD1, Anino Fernández J1, Mateos Rodríguez JJ1, Rebollo Giménez AI1, González Peñas M1, Seoane Romero J1, Luque Zafra M3, Lara Simón IM de4, Cuadra Díaz JL1
1 Servicio de Reumatología, 2 Unidad de Tratamiento de Dolor Crónico, 3 Servicio de Análisis Clínicos y 4 Servicio de Anatomía Patológica. Hospital General Universitario de Ciudad Real

Introducción: Las espondiloartritis son un grupo de enfermedades inflamatorias crónicas con afectación, principalmente del esqueleto axial, y también de articulaciones periféricas. En cuanto al metabolismo óseo de estos pacientes, se ha observado en algunos estudios de que existen mayores niveles de actividad inflamatoria (BASDAI, BASMI, VSG y PCR) en pacientes con osteoporosis versus no osteoporosis, pero sin llegar a encontrar correlaciones.
Objetivo: Describir las características clínicas, serológicas y biológicas, así como el metabolismo óseo y mineral con criterios analíticos y densitométricos en una cohorte de pacientes con espondiloartritis.
Metodología: Estudio observacional, descriptivo y transversal. Se plantea realizar una revisión retrospectiva de la base de datos de pacientes con espondiloartritis que fueron atendidos en las consultas externas del Servicio de Reumatología del Hospital General Universitario de Ciudad Real durante septiembre 2016 a septiembre 2018. Se describirán las variables usando medidas de frecuencia y medidas de tendencia central/dispersión según corresponda.
Resultados: Se han analizado 147 pacientes, de los cuales 85 fueron hombres y 62 mujeres, con una edad media de 46,04 años (±13,50 DE). 19 pacientes fueron espondiloartritis axiales no radiográficas, 67 espondilitis anquilosante, 32 artropatía psoriásica, 9 espondiloartropatía asociada a enfermedad inflamatoria intestinal y 15 otros tipos de espondiloartritis. En cuanto a tratamientos, el 39,46% estaban con fármacos modificadores de la enfermedad (metotrexato, salazopirina…) y el 45,58% con fármacos biológicos (85,07% anti-TNFalfa, 13,43% anti IL-17 y 2,99% con anti IL-12/23). Además, el 54,42% se les había administrado corticoides en alguna etapa de su enfermedad. Los niveles de vitamina D fueron de 23,72 (±9,68 DE) con unl 81,63% de los pacientes con cifras de déficit/ insuficiencia de vitamina D. De los pacientes estudiados, el 32,64% presentaban osteopenia y el 4,86% osteoporosis (medidos por T y Z-Score).
Conclusiones: En nuestro estudio, los pacientes con espondiloartritis presentan un alto porcentaje de osteopenia y osteoporosis, desconocida hasta este momento, junto con unos deficientes niveles de vitamina D. Estos datos combinados suponen una mayor prevalencia de estas enfermedades metabólicas óseas. La prevención de la osteoporosis es básica por el riesgo de desarrollar fracturas tempranas por un aumento de la fragilidad ósea.

 

56. Efectos del tratamiento con denosumab en 3D-DXA
Arboiro Pinel RM1, Bravo Martín N1, Moro Álvarez MJ2, Díaz Curiel M1, Andrade Poveda M1, Mahillo Fernández I3, Winzenrieth R4
1 Servicio de Medicina Interna. Unidad de Enfermedades Metabólicas Óseas. Hospital Universitario Fundación Jiménez Díaz. Quironsalud. Madrid; 2 Servicio de Medicina Interna. Hospital Universitario Infanta Leonor. Madrid; 3 Unidad de Epidemiología y Bioestadistica. Hospital Universitario Fundación Jiménez Díaz. Madrid; 4 Galgo Medical

Introducción: Nuestro estudio retrospectivo describe y compara el efecto del denosumab (Dmab) en la densidad mineral ósea (DMO) y los parámetros determinados mediante modelos 3D basados en la DXA.
Objetivo: Evaluar el efecto de Dmab en el hueso trabecular y cortical del fémur proximal por medio del análisis 3D de las exploraciones del fémur de la DXA.
Métodos: Evaluamos la DMO (Hologic QDR 4500C) en cadera total (CT) y cuello femoral (CF) en una cohorte de 80 mujeres postmenopáusicas que iniciaron tratamiento con Dmab (44 de ellas sin tratamiento previo (Grupo 2, naive)) al año y 2 años. Se analizó la DXA de cadera estándar con el algoritmo 3D-DXA (software 3D-SHAPER. Galgo Medical. Spain), determinando la DMO volumétrica trabecular (vBMD trabecular), cortical (vBMD cortical) e integral (vBMD integral) y la DMO superficial cortical (sDens). Se calculó el cambio porcentual de cada variable tomando los valores basales y los valores de la segunda fecha y su estimación se hizo mediante modelos de regresión lineal de efectos mixtos, tomando como variable respuesta los valores transformados con logaritmos. Se estimó el cambio anual y el cambio a los 2 años. Comparamos los cambios en DXA y 3D con la t-Student para muestras relacionadas. Se evaluó la correlación entre los cambios en DMO de CT y CF y los cambios en los parámetros 3D (correlación de Pearson).
Resultados: Encontramos en los 80 pacientes de la cohorte (Grupo 1), un aumento significativo de la DMO en CT y CF y de sDens, vBMD trabecular, cortical e integral tanto al año como a los 2 años. En los pacientes del Grupo 2 hay también un aumento significativo de DMO y de sDens, vBMD Trabecular e Integral, pero no de la vBMD Cortical. La Tabla 1 muestra el cambio porcentual de cada variable junto con su intervalo de confianza al 95% y el valor de p (exactamente el mismo para el cambio al año y a los 2 años). No hubo diferencia significativa entre los incrementos en los parámetros DXA comparados con los 3D. Existe una correlación positiva en los 2 grupos de pacientes entre los cambios en CF y CT y los cambios en los parámetros 3D, excepto entre la vBMD cortical y la DMO CF (la Tabla 2 muestra los coeficientes y entre paréntesis los valores de p).
Conclusiones: Dmab produce aumento significativo de la DMO en CF y CT, y de sDens, vBMD trabecular e integral en los pacientes tratados con Dmab tanto al año como a los 2 años. Existe correlación positiva entre los cambios en DMO y sDens, vBMD trabecular e integral.

 

57. Mapa de tratamientos en una unidad FLS multidisciplinar
Grados D1, Retamero A1, Marimón P1, Sandiumenge M1, Gamboa A1, Morales I1, López A1, Ramírez A1, Bartrolí A1, Garriga A1, Camps M1, Salgado MT2, Muñoz C2, Ventura J2, Casanovas M3, García MJ3, Marcè E3, Duran M3, Duaso E1; FLS Anoia
1 Consorci Sanitari de L’Anoia: Servicios de Reumatología, Traumatología, Geriatría, Medicina Física y Rehabilitación, Atención Primaria, Enfermería, Farmacia; 2 Fundació Sanitària Sant Josep: Servicios de Geriatría, Terapeuta Ocupacional y Fisioterapia; 3 Institut Català de la Salut: Servicios de Atención Primaria, Odontología

Introducción: Las fracturas por osteoporosis están aumentando. Sólo una minoría de los pacientes con alto riesgo son evaluados. La implementación de FLS (Fracture Liaison Service) ayuda a mejorar la atención del paciente.
Objetivo: Analizar los tratamientos que se están realizando en la área de referencia de un hospital que dispone de FLS multidisciplinar.
Métodos: Corte transversal (junio 2019) a través de prescripción de tratamiento antiosteoporótico de los 9 ABS que dependen de nuestro centro (población de referencia: 111.000 habitantes). Para el zoledrónico se ha utilizado la prescripción de 1/7/18 a 1/6/19 de hospital y el centro socio sanitario. Estudio estadístico: SPSS versión v22. Variables cualitativas (porcentaje) y cuantitativas (media y desviación estándar). La comparación entre variables cualitativas se realizó con chi-cuadrado.
Resultados: Se han obtenido 1.325 tratamientos activos, 1.199 (90,5%) fueron mujeres y 126 (9,5%) hombres. Edad media: 74,7 años (26-99 años). Son mayores de 50 años 1.310 pacientes (98,9%). Un total de 983 pacientes (74%) realizan tratamiento con bifosfonatos (alendronato: 76,5%; zoledronato 16,5%; risedronato: 4,7%, ibandronato: 2,3%). Realizaban tratamiento con denosumab 288 pacientes (22%) y 54 (4%) con teriparatida.
La población >65 años muestra una mayor proporción de tratamiento con denosumab (p<0,0001) y con zoledronato (p<0,0001).
No hay zoledronato en pacientes < de 50 años.
La prevalencia de pacientes en tratamiento activo para osteoporosis en nuestra área de referencia de 1,5% en población general adulta y de 5,2% en pacientes mayores de 65 años.
Conclusiones: En nuestra población, como en la población general, la osteoporosis aparece principalmente en mujeres mayores de 50 años. Predomina el tratamiento con bifosfonatos (mayoria alendronato). En los pacientes mayores hay un aumento en el tratamiento parenteral o subcutáneo con el fin de mejorar el cumplimiento y mejorar absorción. Se necesita ampliar el estudio para poder diferenciar entre prevención primaria y secundaria y poder analizar más datos de nuestra población.

 

58. Mediciones óseas en modelos 3D de fémur proximal con DXA, en pacientes con fracturas por fragilidad
Montoya MJ1, Vázquez A1, Olmo FJ2, Colmenero M2, Jiménez D2, Giner M3
1 Unidad de Metabolismo Óseo. HUV Macarena. Departamento de Medicina. Universidad de Sevilla; 2 UGC M Interna. Unidad de Metabolismo Óseo. HUV Macarena. Sevilla; 3 Unidad de Metabolismo Óseo. HUV Macarena. Departamento de Citología normal y patológica. Universidad de Sevilla

Introducción: DMO y edad son los principales predictores de fractura por fragilidad (FX-OP). En muchos pacientes con estas fracturas DMO está en rango osteopénico o normal. Nuevas herramientas, Trabecurar Bone Score (TBS), de columna lumbar, y la macroestructura de femur proximal, podrían mejor la capacidad predictiva de Fx-OP.
Objetivos: Valorar macroestructura de fémur proximal y parámetros de calidad ósea lumbar (TBS) en pacientes con diferentes tipos de Fx-OP, así como la capacidad predictiva de estas mediciones para predecir el riesgo de éstas.
Material y método: Estudiamos 329 sujetos, edad ≥ 50 años, 67 hombres y 262 mujeres. 95 sin Fx-OP (Grupo-Control), 110 Fx-cadera (Fx-C), 38 Fx-vertebrales (Fx-V), 45 Fx-extremidad distal de radio (Fx-EDR), 16 Fx-hombro (Fx- H) y 15 con otras Fx (Fx-O), ocurridas hace menos de 1 año y atendidos en FLS (julio-2018-marzo-2019). Valoramos densidad ósea volumétrica trabecular (vDMO-T), DMO superficial cortical (sDMO-C), densidad volumétrica cortical (vDMO-Cl) y espesor cortical (Cth) (software 3D-SHAPER® v2.10.1, Galgo Medical, España) de fémur proximal; TBS L1-L4 (software TBS Insight) de imágenes DXA L1-L4 y DMO L2-L4, cuello de fémur (DMO-C) y cadera total (DMA-CT) (Hologic Discovery). Análisis estadístico: ANOVA y modelo predictivo por Regresión Logística Binaria (SPSS v.25). Nivel de significación p≤0,05
Resultados: Edad comparable entre grupos, salvo Fx-C que fueron significativamente mayores (p=0,0001). DMO comparable entre grupos, salvo DMO-L1-L4 y DMO–CT que fue significativamente inferior en Fx-C respecto al grupo-control (p<0.05) y DMO–C que fue inferior en Fx-C, respecto a Grupo-control, Fx-V y Fx-EDR (p<0,05). No hubo diferencia significativa en TBS entre ninguno de los grupos. Los parámetros de hueso cortical y tarbecular de fémur proximal mostraron valores más bajos en todos los tipos de Fx respecto al grupo control, siendo las Fx-C las que presentaron un mayor deterioro, seguidos por la Fx-EDR, la Fx-V, la Fx-H y Fx-O . Las variables con capacidad predictiva de riesgo de fractura se muestran en la Tabla, explicando este modelo el 80% de la probabilidad de Fx-OP.
Conclusiones: Hueso cortical y trabecular de fémur proximal están deteriorados en las fracturas Fx-OP, sobre todo en las de fémur y EDR. El software 3D-Shaper proporcionan valores (vDMO- trabecular y vDMO –integral) que junto con la edad y DMO de cuello femoral, son muy buenos predictores de Fx-OP en personas mayores de 50 años.

 

59. Modificaciones en el tratamiento de la osteoporosis en Cantabria en los últimos 15 años
Valero C1, Casado Casuso S2, Salmón Z1, Olmos JM1, González Macías J1
1 Servicio de Medicina Interna. Hospital Marqués de Valdecilla. Universidad de Cantabria. IDIVAL. Santander; 2 Gestión Farmacéutica de Atención Primaria. Santander

Introducción: Los fármacos de que disponemos para el tratamiento de la osteoporosis (OP) han variado en los últimos 15 años.
Objetivo: Conocer los cambios producidos en el uso de los fármacos antiosteoporóticos en Cantabria (560.000 habitantes; 21% >65 a.) de 2002 a 2018.
Material y métodos: Los fármacos se han agrupado en bisfosfonatos (alendronato, risedronato, ibandronato), SERM (raloxifeno, bazedoxifeno), osteoformadores (teriparatida, hormona paratiroidea) y denosumab. Su consumo se ha valorado como dosis diaria definida (DDD) por 1.000 habitantes-día (DHD). El gasto se ha estimado por la facturación del Servicio Cántabro de Salud.
Resultados: El consumo global de fármacos para el tratamiento de la OP aumentó de 2002 (7,8 DHD) a 2010 (19,6 DHD), descendiendo los 3 años siguientes (15,9 DHD en 2013) y estabilizándose desde entonces (entre 15 y 16 DHD). Los cambios ocurridos hasta el 2013 tuvieron lugar a expensas de los bisfosfonatos (BP) cuya DHD pasó de 4,8 en 2002 a 17,5 en 2010 y a 12,2 en 2013. Posteriormente continuó descendiendo (7,7 DHD en 2018), pero este descenso fue compensado por el denosumab, que desde su entrada en el mercado en 2011 ha alcanzado una DHD de 7,1 en 2018. Al descenso global ha contribuido ligeramente una caída en el uso de los SERM (de 3,0 DHD en 2002 a 0,6 DHD en 2018). Los osteoformadores se han situado siempre por debajo de 1,0 DHD. En términos de porcentajes, en 2018 los BP supusieron un 49% del total de DHD, el denosumab un 45%, los SERM un 4% y la teriparatida un 2% (Figura).
Desde el punto de vista económico, en el año 2018 el denosumab y la teriparatida han supuesto cada uno un 40% del total del gasto farmacéutico; los BP un 17% y los SERM un 3%. En conjunto, el gasto debido a estos fármacos constituye un 2,6% del gasto farmacéutico total de Cantabria.
Conclusión: Durante el periodo estudiado, el máximo consumo de fármacos tuvo lugar en 2010, tras un aumento de 2,5 veces respecto a 2002. En los años siguientes descendió en torno a un 20%, habiendo permanecido estable los últimos 6 años. El consumo de BP también alcanzó su máximo en 2010, experimentando desde entonces un descenso continuo hasta la actualidad. El denosumab ha compensado el descenso del uso de BP en los últimos años. En 2018 la DHD de ambos tipos de fármacos es similar. La teriparatida y el denosumab suponen en conjunto (y a partes iguales) un 80% del gasto total.

 

60. Salud ósea en mujeres con cáncer de mama
González Bores P, Jimeno J, García Ibarbia C, Riancho JA, Valero C
Servicio de Medicina Interna y Servicio de Cirugía General. Hospital Universitario Marqués de Valdecilla. IDIVAL. Santander

Introducción: Los inhibidores de la aromatasa, en mujeres con cáncer de mama, aumentan el riesgo de osteoporosis (OP) y fracturas, por ello, parece importante conocer la salud ósea de estas pacientes antes del inicio del tratamiento.
Objetivo: Estudiar la masa ósea de las mujeres con cáncer de mama antes de comenzar con los inhibidores de la aromatasa.
Material y métodos: Estudio prospectivo en mujeres con el diagnóstico reciente de cáncer de mama con criterios de adyuvancia con inhibidores de la aromatasa, atendidas en una consulta de Cirugía General. Se recogen factores de riesgo de fracturas (edad >65a, IMC <20 Kg/m2, antecedente personal de fractura por fragilidad, antecedente familiar de fractura de cadera, uso de corticoides >6 meses y artritis reumatoide) y se mide la DMO mediante DXA (Lunar GE Health care) en columna lumbar (L1-L4) y fémur proximal (CF y CT).
Resultados: Desde enero del 2019 se han incluido 30 mujeres con media de edad de 68,6 (10,6) años (rango 45-94 años) e IMC de 26,3 (3,5) kg/m2. El 27% cumplían criterios de OP en CL y el 57% de osteopenia en CF (Tabla). Aplicando los criterios de las guías clínicas, la mitad de las pacientes (16; 53%) fueron consideradas de alto riesgo de fracturas por presentar un índice T ≤-2 DE en cualquier localización y el 20% por tener un índice T entre -1,5 y -2 DE con uno o más factores de riesgo de fractura.
Conclusiones: En nuestra serie, dos tercios de las mujeres con cáncer de mama que van a recibir tratamiento con un inhibidor de la aromatasa se encuentran en situación de alto riesgo de fractura y deben de ser evaluadas para comenzar tratamiento de la OP.

 

61. Resistencia de los ratones inmunodeficientes a la osteonecrosis maxilar inducida por bisfosfonatos
López Delgado L, García Montesinos B, Sañudo C, Real A del, Laguna E, Menéndez Solana G, Saiz J, Ferreño D, Casado J, Pérez Nuñez M, Riancho JA
Hospital Universitario Marqués de Valdecilla. Universidad de Cantabria. IDIVAL

Introducción: Los bifosfonatos (BFs) son agentes anti-osteoclásticos que reducen la resorción ósea y constituyen los fármacos más comúnmente empleados en el tratamiento de la osteoporosis. Pueden presentar efectos adversos a nivel del esqueleto como la osteonecrosis maxilar (ONM). Se han descrito modelos murinos de ONM en animales sometidos a la extracción de piezas dentarias tras el tratamiento con ácido zoledrónico (ZOL).
Objetivos: Comprobar la posibilidad de crear un modelo de ONM en ratones inmunodeprimidos (ID) para facilitar el estudio del potencial regenerativo de células troncales humanas.
Material y métodos: Siguiendo los protocolos publicados con ratones inmuncompetentes, se realizó la extracción del 1º y el 2º molar izquierdos de ratones ID NOD/SCID de 8 semanas de edad. Se les administraron distintas pautas de ZOL (cada dosis de 540 mcg/kg) cuya primera administración se realizó en todos los casos una semana antes de la extracción. Se sacrificaron a las 2 o 5 semanas de la extracción. Los maxilares se fijaron en formaldehído y se conservaron en etanol para estudio mediante microTAC. Posteriormente se decalcificaron y se tiñeron con Hematoxilina-eosina. La existencia de ONM se definió por la presencia de áreas con al menos 5 lagunas osteocíticas vacías y ausencia de cicatrización de la mucosa.
Resultados: A 16 ratones se les administraron 2-6 inyecciones de ZOL por vía intraperitoneal a intervalos semanales. A 3 de ellos se les administró además dexametasona (DEX, 10 mg/kg, 3 veces por semana, por vía subcutánea). A otros 15 ratones se les administraron 2 inyecciones de ZOL con intervalos semanales, por vía intravenosa. A 5 de este último grupo se les administró además DEX subcutánea. No se identificaron anomalías óseas por microTAC en ninguno de los maxilares analizados. Solo uno mostraba hallazgos histológicos compatibles con ONM. En este caso el ratón había recibido tratamiento con ZOL y DEX.
Conclusiones: A diferencia de los ratones inmunocompetentes, los ratones ID tienden a no desarrollar ONM incluso tras un insulto a la mucosa oral junto con dosis altas de BFs y corticoides. Esto podría deberse a la propia deficiencia inmune o a las condiciones de esterilidad en la que se mantienen, con la consiguiente ausencia de flora bacteriana que favorezca la aparición de esta complicación. Por otro lado, estos resultados refuerzan la hipótesis de que las condiciones endógenas desempeñan un importante papel en la aparición de ONM tras el tratamiento con BFs.
Financiado por una beca del ISCIII (PI16/915).

 

62. Hipofosfatemia ligada al cromosoma X (XLH): impacto en la vida de los pacientes
Broseta JJ1, Guillén E1, López Romero LC2, Gómez Bori A2, Hernández Jaras J2
1 Servei de Nefrologia i Trasplantament Renal. Hospital Clínic de Barcelona; 2 Servicio de Nefrología. Hospital Universitari i Politècnic La Fe. Valencia

Introducción: La XLH es una enfermedad rara hereditaria cuya base genética es la mutación del gen PHEX, ubicado en el brazo corto del cromosoma 22. Este codifica para una endopeptidasa de nombre homólogo que causa la sobreproducción de FGF-23, una hormona contrarreguladora de la reabsorción de fosfato por los cotransportadores Na/Pi en el túbulo renal y, por tanto, fosfaturia; así como el aumento del catabolismo y disminución de la síntesis de la forma activa de la vitamina D.
Objetivos: Conocer el impacto en la calidad de vida de una serie de pacientes afectados por XLH y analizar los hallazgos clínicos y de laboratorio más frecuentes de adultos afectados por XLH.
Método: Estudio longitudinal con recolección retrospectiva de datos de una serie de pacientes afectados por XLH del Servicio de Nefrología del Hospital Universitari i Politècnic de La Fe. Se han recopilado datos clínicos, radiográficos y analíticos desde el momento del diagnóstico hasta 2019 y se ha realizado un cuestionario de calidad de vida (EQ-5D-5L).
Resultados: Se incluyeron 24 pacientes, 64,3% mujeres, con una media de edad al diagnóstico de 3,75±3,12 años.
Los hallazgos clínicos más frecuentes fueron talla baja (93%), deformidades de las extremidades inferiores (86%) –requiriendo cirugía correctiva un 57%–, entesopatías (16,6%) y estenosis del canal medular (5,5%).
Los niveles de fosfatasa alcalina mostraron una reducción estadísticamente significativa (361,2±207,3 UI/L vs. 203,1±153,3 UI/L, p=0,02) al final del seguimiento, aunque sin alcanzar los valores normales. La reabsorción tubular de fósforo no aumentó; sin embargo, se observó un aumento de la calciuria (95,2±119,0 vs. 128,6±147,9, p=0,037). No hubo diferencias en función renal ni niveles de fósforo, calcio, PTH y 1,25-(OH)2D3 en el seguimiento.
Los efectos secundarios del tratamiento convencional (calcitriol y suplementos de fósforo orales) fueron hiperparatiroidismo secundario (29%) y nefrocalcinosis (14%).
Con respecto a la calidad de vida, con datos de 18 pacientes. El 75% refirió problemas para caminar; el 50%, para realizar sus actividades diarias; el 25% incluso para su cuidado personal; el 50%, ansiedad o depresión; y el 75%, dolor. La calificación subjetiva de su estado de salud fue de 63,75±22,86 de cada 100.
Conclusión: La XLH es una enfermedad con amplia variabilidad clínica que provoca una importante morbilidad y condiciona un gran impacto en la calidad de vida de los pacientes.

 

63. Enfermedades metabólicas óseas primarias vinculadas al factor de crecimiento de fibroblastos 23 (FGF23)
Carmona Bartolomé S1, López-Sastre Calvo C1, Márquez López H1, Mendívil García P1, García Gil-Albert C2, Avelló Llano N2, Rodríguez García M3, Naves Díaz M4, Gómez Alonso C4
1 Facultad de Medicina, 2 AGC laboratorio de Medicina, 3 AGC de Nefrología y 4 UGC Metabolismo Óseo y Mineral. Hospital Universitario Central de Asturias. Universidad de Oviedo

Introducción: FGF23 es segregado por los osteocitos y los osteoblastos, participa en la regulación homeostática del fósforo: reduce la reabsorción tubular del fósforo en riñón, inhibe la acción de la 1-alfahidroxilasa y estimula la 24-hidroxilasa y participa en la regulación de la síntesis de la PTH.
Objetivo: Valorar las características clínicas en pacientes con patología primaria vinculada patogénicamente con el FGF23 y la aportación de su determinación en el diagnóstico y control de la enfermedad.
Pacientes y métodos: Se incluyeron 10 pacientes, diagnosticados de hipofosfatemia ligada al cromosoma X (XLH; n=5), calcinosis tumoral familiar (n=3) y osteomalacia oncogénica (TIO; n=2). El tiempo de seguimiento ha sido de 6 meses a 25 años y se han incluido, para valorar la aportación de la determinación de FGF23, 10 sujetos controles y 57 pacientes con trasplante renal con función renal variable (15-95 ml/min). Se han recogido parámetros clínicos, antropométricos, DMO y determinaciones de Cr, Ca, P, MRO, PTH, vitamina D y FGF23, entre otros.
Resultados: Los niveles de FGF23 fueron significativamente más elevados en las tres patologías estudiadas respecto a los pacientes control. Los pacientes con TIO y con calcinosis tumoral familiar tuvieron valores más elevados que los XLH (p<0,001), Figura.
En los pacientes con XLH el tratamiento convencional (P y calcitriol) mejoró los niveles de P sérico, control parcial de la sintomatología, con elevación de FGF23 y de PTH que en 3/5 casos hizo preciso incluso asociar cinacalcet.
En los pacientes con calcinosis familiar, mutación que hace FGF23 no funcional, el tratamiento convencional (restricción de P, captores de P, acetazolamida) disminuyó el P sérico, sin normalizar CaxP. Los valores de FGF23 no se modificaron y, los valores de PTH eran bajos para su P sérico (25±5 pg/ml). En uno de los pacientes la adición de teriparatide normalizó el P sérico.
En los pacientes con TIO el tratamiento convencional, mejoró la hipofosfatemia, consolidación de fracturas, masa ósea manteniendo valores de FGF23 >421 Ru/ml. En uno de los casos, la extirpación de un lipoma pleural de 2×3 cm, supuso la normalización de todos los parámetros en 72 h.
Conclusiones: La determinación de FGF23 simplifica el diagnóstico en pacientes con hipo/hiperfosforemia. En los pacientes con calcinosis tumoral, la falta función a nivel del túbulo renal puede no producirse en las paratiroides.

64. Correlación de la masa ósea medida mediante dos técnicas digitales de rayos X con factores predictores en pacientes con artritis de inicio
Llorente I1, González S2, Escolano E2, Ortiz AM1, García Castañeda N1, Valero C1, García Vadillo A1, González Álvaro I1, Castañeda S1
1 Servicio de Reumatología, 2 Radiodiagnóstico. Hospital Universitario de La Princesa. IIS-IP. Madrid

Introducción: La radiogrametría de rayos X digital (DXR) es una técnica para la evaluación de la densidad mineral ósea (DMO) en la diáfisis de los metacarpianos (MC) que ha demostrado la asociación de osteopenia en dicha localización con progresión radiográfica en artritis reumatoide (AR). La densitometría dual de rayos X (DXA) es una técnica sencilla, accesible y bien validada para el estudio de osteoporosis. Nuestro grupo previamente ha validado la reproducibilidad de la medición de MCF por DXA.
Objetivo: Estudiar la relación entre los valores de DMO basales medidos por DXA y DXR con factores predictores en pacientes con artritis de inicio.
Métodos: 202 pacientes pertenecientes al registro PEARL (Princesa Early Arthritis register longitudinal study) incluyendo datos demográficos, analíticos, radiográficos (RX) y tratamientos recibidos (Tabla 1). El estudio de DMO de MC se realizó con DXA (Hologic©QDR4500) de la mano no dominante en la visita basal analizando las regiones de interés (ROI) en tercio medio diafisario de MC centrales (2-4º) y a un subgrupo (160 pacientes) previamente estudiados se les realizó DXR con el software estandarizado de Sectra (Linköping, Suecia) sobre las RX digital de manos (GE© DX Definium 8000) basal. El estudio estadístico se realizó con Stata 12 para Windows, incluyendo correlaciones lineales según el test de Pearson entre los valores de DMO de MC por DXR y DXA, así como DMO por DXA de mano global y MC y un análisis multivariable de las variables que explican las diferencias entre las masas óseas de MC medidas por DXR y DXA incluyendo sexo, edad e índice de masa corporal (IMC) y otras específicas de la enfermedad.
Resultados: Analizadas las DMO de los 202 pacientes mediante DXA y DXR basal y a los 2 años, observando una buena correlación entre las dos medidas realizadas (r=0,87; p<0,001). Las variables que se asociaron a menor DMO fueron el sexo femenino, edad e IMC (Tabla 2). En el estudio multivariable se observó una correlación positiva entre la DMO tanto por DXA (coeficiente beta 0,007; p 0,003) como por DXR (coeficiente beta 0,011; p 0,004), sin observarse asociación estadísticamente significativa con la actividad a los 2 años de tratamiento medida por DAS28 ni con parámetros funcionales (HAQ).
Conclusiones: Nuestros datos obtenidos tanto por DXA como por DXR no confirman la asociación previamente propuesta en estudios previos con DXR en la que pacientes con mayor gravedad de la artritis presentaban menor DMO basal en MC.

65. Niveles de 25-OH vitamina D, trabecular bone score y densidad mineral ósea en pacientes con carcinoma diferenciado de tiroides
Guadalix Iglesias S1, Allo Miguel G1, Martín Arriscado Arroba C2, Martínez Díaz-Guerra G1, Hawkins Carranza F2
1 Servicio Endocrinología. Hospital Universitario 12 de Octubre. Madrid; 2 Instituto de Investigacion i+12. Hospital Universitario 12 de Octubre. Madrid. Universidad Complutense. Madrid

Se han descrito niveles bajos de vitamina D en pacientes con cáncer de tiroides, como factor de riesgo o coincidentales.
Objetivos: Evaluar la asociación entre los niveles de 25 OH VitaminaD (25OHD), trabecular bone score (TBS) y densidad mineral ósea (DMO) en pacientes con carcinoma diferenciado de tiroides (CDT) y tratamiento supresor con levotiroxina a largo plazo
Material y métodos: Se estudiaron 134 mujeres intervenidas por CDT, con una media de edad de 64±10,8 años, en tratamiento supresor de levotiroxina (media 10 años; rango 2-22 años). Se evaluó DMO por DXA (Hologic QDR 4500) y TBS ( insight 2.0 Med-Imaps, Swiss). Se determinaron los niveles de hormonas tiroideas, PTH, vitamina D y fostatasa alcalina osea (FAO).
Resultados: El valor medio de 25OHD fue 23,09±7,9 ng/ml. PTH y FAO fueron mayores en pacientes con vit D<20 (57,65±22,68 ng/ml y 29,5±14,04 U/L) vs. pacientes con vit D 20-29 (47,53±16,27 ng/ml y 22,14±9,74 U/L) y vit D >30 (45,68±196,97 ng/ml y 23,47±8,87 U/L) (p<0,05). Los pacientes con vit D 20-29 (n=27) presentaron menor DMO en CL (0,82±0,11),CF (0,64±0,10), FT (0,78±0,11) y radio distal (0,37±0,04) que los pacientes con vit D >30 (n=49): (0,91±0,11; 0,72±0,12; 0,88±0,18 y 0,41±0,06 respectivamente) (p<0,01) . Los valores de TBS en vit D <20 (n=58) fueron menores que en pacientes con vit D >30 (n=27) (1,24±0,13 vs. 1,31±0,13; p=0,02). No se encontró asociación entre los niveles de 25OHD con la estadificacion del cancer ni la dosis acumulada de I131.
Conclusiones: En pacientes con CDT y supresion de TSH a largo plazo, la vitamina D no parece asociarse con la estadificacin tumoral ni con los tratamientos recibidos. Los pacientes con niveles de vitamina D >30 muestran mejor TBS y DMO.