Revista de Osteoporosis y Metabolismo Mineral

Datos bibliométricos:
Citescore: 0,14 | SCImago Journal Rank : 0,12 | Google Académico: 0,0172

Empresas Colaboradoras:

Revista según normas "Uniform Requirements for Manuscripts Submitted to Biomedical Journals" www.icmje.org

La Revista se adhiere a los principios y procedimientos dictados por el "Committee on Publication Ethics (COPE)" www.publicationethics.org

Autor: Romm

Sorry, no English version of this issue

Leer más

Perspectivas actuales del papel de la vitamina D y del calcio en el cuidado del paciente con osteoporosis:Discusión de un panel de expertos

Introducción: Un mejor conocimiento de la amplia variedad de las acciones de la vitamina D es un paso esencial para mejorar la calidad del tratamiento de la osteoporosis. Esta revisión de la evidencia actual del binomio “vitamina D-osteoporosis” es el resultado de una reunión de un día de un panel de expertos que tuvo lugar en Madrid en 2008. El panel estaba formado por expertos en osteoporosis y metabolismo óseo pertenecientes a diferentes especialidades clínicas y procedentes de diversos puntos del estado español.
Método: Se efectuó una búsqueda bibliográfica en la base de datos MEDLINE de ensayos clínicos, ensayos clínicos aleatorizados, revisiones sistemáticas y metaanálisis de artículos publicados entre 2007 y 2008, utilizando los términos de osteoporosis, vitamina D y calcio. Los artículos resultantes constituyeron el material utilizado para las discusiones en pequeños grupos durante el día de la reunión.
Resultados: Alendronato y risedronato por vía oral son los aminobisfosfonatos de elección por su eficacia demostrada en las fracturas vertebrales, no vertebrales y de cuello de fémur. La dosis adecuada de vitamina podría definirse como 800 UI/día en adultos sanos y como 1.000 UI/día en pacientes con osteoporosis y la ingestión adecuada de calcio de 1.000-1.200 mg/día. Las dosis necesarias para un correcto funcionamiento de las acciones extraesqueléticas de la vitamina D pueden ser superiores. La suplementación de calcio puede lograrse a través de la dieta, pero en presencia de suplementación de vitamina D se hace necesario administrar suplementos medicamentosos de calcio.
Conclusiones: La optimización del aporte nutricional de vitamina D y calcio es el primer paso en el cuidado del paciente osteoporótico. La suplementación con vitamina D no excluye la actuación sobre otros factores que pueden influir sobre el riesgo de caídas.

Leer más

Uso adecuado en Atención Primaria de los fármacos antirresortivos frente a la osteoporosis

Fundamento: Valorar la adecuación de la prescripción de fármacos antirresortivos según la Guía de Osteoporosis de la Sociedad Española de Medicina Familiar y Comunitaria (SEMFYC).
Material y métodos: Estudio descriptivo transversal realizado en dos centros de Atención Primaria de ámbito urbano. Se estudió una muestra de 411 pacientes entre todos los que tomaban un fármaco antirresortivo y/o en los que constaba diagnóstico de osteoporosis. Se excluyeron los que lo tomaban por otro motivo (13), errores diagnósticos (8), exitus (3) y falta de historia clínica (16). Se recogieron las variables: edad, sexo, antecedentes personal y familiar de fractura, T y Z scores densitométricas, tipo de fármaco antirresortivo, suplementos de calcio y vitamina D, y especialista que indicó inicialmente el tratamiento. Se valoró la adecuación de la prescripción según si cumplía o no criterios de la Guía SEMFYC.
Resultados: 371 cumplían criterios de inclusión. De ellos, el 96,5% eran mujeres. La edad media fue de 68 años (desviación estándar -DE-: 9,4). En 288 (77,6%) pacientes se valoró el antecedente personal de fractura, y en 21 (5,7%), el familiar. En el 65,5% constaba la realización de densitometría. El 65,2% tomaban bifosfonatos, y el 14,8% raloxifeno. El 72,8% recibían suplementos de vitamina D y el 76% de calcio. En el 30,5% el médico de familia inició el tratamiento, en el 21% fue el reumatólogo y en el 14,3% el ginecólogo. En 204 pacientes (55%) la prescripción del antirresortivo era adecuada, en 113 (30,5%) no se pudo determinar y en 51 (13,7%) fue inadecuada.
Conclusiones: En menos del 15% la prescripción de antirresortivos fue inadecuada, siendo los bifosfonatos los más utilizados. En un tercio de los pacientes no constaba la realización de densitometría.

Leer más

Regulación endocrina del metabolismo energético a través del hueso

Las funciones clásicas del hueso son el mantenimiento de la homeostasis fosfo-cálcica, la reparación de los daños así como un efecto estructural que permite la locomoción y protege los órganos vitales. Los recientes descubrimientos de las nuevas funciones del hueso en la regulación del metabolismo energético sugieren que el hueso puede ser un órgano endocrino.
En la última década, en diferentes estudios genéticos y moleculares realizados en ratones, han determinado que la osteocalcina aumenta la secreción de insulina y la sensibilidad a ésta, a través de la elevación de la secreción de adiponectina, estimula la proliferación y el mejor funcionamiento de las células beta, promueve la reducción de masa grasa y el incremento del consumo de energía.
Estos hallazgos demuestran la existencia de una regulación recíproca entre el hueso y el metabolismo energético, mediada por la osteocalcina. El reconocimiento del papel metabólico de la osteocalcina, supone un descubrimiento importante en el campo de la Osteología y la Endocrinología posibilitando nuevas terapias en la prevención y tratamiento de enfermedades metabólicas como la diabetes mellitus, la sarcopenia, la obesidad y la osteoporosis.

Leer más

Estudio del patrón de expresión de microRNAs en el hueso osteoporótico

Objetivos: Identificar microRNAs (miRNAs) diferencialmente expresados en muestras óseas con fractura osteoporótica respecto a huesos sanos.
Material y métodos: Se extrajo RNA total a partir de hueso trabecular fresco del cuello femoral de mujeres sometidas a reemplazo de cadera, ya sea debido a fractura osteoporótica (n=6) o por artrosis en ausencia de osteoporosis (según la DMO) (n=6). Las muestras se hibridaron en un array de miRNAs y se realizaron diagramas de PCA y de mapa de calor. Para la comparación de los niveles de expresión, se fijó como significativo un umbral de cambio de <1,5 veces y un valor p<0,05 en la t de Student (corregido para múltiples pruebas). Resultados: Tanto los análisis de PCA como el mapa de calor mostraron una agrupación de las muestras según si eran de fractura o no. Se detectaron 790 miRNAs en las muestras de hueso, 82 de los cuales estaban alterados en las muestras osteoporóticas. Tras la validación en otro panel de 6 muestras osteoporóticas y 6 no osteoporóticas mediante PCR a tiempo real de los miRNAs más significativos, y para los que existía un ensayo disponible, se confirmaron los miRNAs miR-320a y miR-22-3p. Estos dos miRNAs se detectaron en cultivos de osteoblastos primarios, aunque no mantenían el mismo patrón de expresión que en las muestras de hueso total. Conclusiones: Hemos demostrado que existen diferencias en la expresión de miRNAs en muestras con fractura osteoporótica, lo que abre nuevas perspectivas para la investigación y diseño de nuevas terapias.

Leer más

Buscador

Generic selectors
Solo mostrar coincidencias exactas
Buscar en títulos
Buscar en cuerpo de texto
Buscar en artículos
Buscar en secciones de
Filtrar por categorías
11
120181003
120181004
120191101
Artículo especial
Carta al Director
Comités
Comunicaciones Orales
Comunicaciones Póster
Documentos Especiales
Editorial
Imágenes de osteología
Índice de Autores
Índice de comunicaciones
Notas Clínicas
Noticias de la SIBOMM
Originales
Presentación
Revisiones