Revista de Osteoporosis y Metabolismo Mineral

Datos bibliométricos:
Citescore: 0,14 | SCImago Journal Rank : 0,12 | Google Académico: 0,0172

Empresas Colaboradoras:

Revista según normas "Uniform Requirements for Manuscripts Submitted to Biomedical Journals" www.icmje.org

La Revista se adhiere a los principios y procedimientos dictados por el "Committee on Publication Ethics (COPE)" www.publicationethics.org

Autor: Romm

Mecanismo de acción del ranelato de estroncio

Características del estroncio: El estroncio fue descubierto en 1790 en una mina cercana al pueblo escocés de Strontian y se aisló en 1808. El estroncio es uno de los metales alcalinotérreos y nunca se encuentra en forma libre en la naturaleza porque se oxida fácilmente formando óxido de estroncio. El estroncio junto con el calcio y magnesio pertenecen al grupo 2 de la tabla periódica y son cationes divalentes que en los líquidos biológicos pueden tener grados diferentes de unión a las proteínas del plasma. La unión a proteínas del estroncio está en el mismo orden de magnitud que el calcio1. En el cuerpo humano sólo hay trazas de estroncio. Una dieta normal aporta de 2 a 4 mg de estroncio por día, aunque la cantidad puede ser superior si la dieta es rica en cereales o vegetales. Dada la similitud del comportamiento de ambos, los radioisótopos del estroncio se han utilizado para estudios cinéticos del metabolismo del calcio. Sin embargo, existen importantes diferencias biológicas entre ellos, que se explican en parte por el mayor peso molecular del estroncio. Se han descrito vías transportadoras comunes, por ejemplo el estroncio compite con el calcio en la absorción intestinal y en la reabsorción tubular renal1. El estroncio se absorbe menos que el calcio, esta diferencia en el tracto intestinal podría deberse, al menos parcialmente, al menor tamaño del átomo de calcio. Por el contrario, el aclaramiento renal de estroncio es casi tres veces mayor que el del calcio, quizás debido a una menor reabsorción tubular secundaria al mayor tamaño del átomo de estroncio. Relación del estroncio con el hueso. La cantidad de estroncio en el esqueleto es muy pequeña y representa solo el 0,035% del contenido de calcio. Tras su administración se deposita casi exclusivamente en el hueso. Tanto sodio, como plomo y estroncio pueden sustituir al calcio en la posición que éste ocupa en la hidroxiapatita. En 1952, Shorr y Carter demostraron que la adición de una cantidad moderada de lactato de estroncio mejoraba el depósito de calcio en el hueso2. Se puede decir que esta observación fue la primera sugerencia en la literatura en relación a que el estroncio podría ser útil en el tratamiento de las alteraciones del metabolismo óseo. En 1959, McCaslin demostró en un estudio pequeño, que en pacientes con osteoporosis el lactato de estroncio reducía el dolor óseo a la par que mejoraba las imágenes radiológicas de desmineralización3. Sin embargo, estas observaciones no despertaron gran interés en los investigadores de la época, probablemente debido al conocido defecto de mineralización que se sabía producían las dosis elevadas de estroncio.

Leer más

El ácido zoledrónico en el tratamiento de la osteoporosis

Hoy en día, disponemos de un arsenal terapéutico muy variado para el tratamiento de la osteoporosis1. Los bifosfonatos constituyen el grupo farmacológico más utilizado para tratar esta enfermedad y son la primera elección según las guías de la SEIOMM2. Dentro de los bifosfonatos, el ácido zoledrónico es el bifosfonato nitrogenado de tercera generación más potente de los actualmente comercializados3,4. Su mecanismo de acción hace que se una con gran afinidad a los cristales de hidroxiapatita del hueso, sobre todo en aquellas regiones de alto recambio óseo, reduciendo la velocidad de remodelado óseo. A su vez, es liberado durante la resorción ósea e internalizado por los osteoclastos, lo que interfiere en el metabolismo y función de dichas células, y favorecen su apoptosis5. El ácido zoledrónico tiene una afinidad de fijación de hidroxiapatita superior a los otros bifosfonatos6 y es el inhibidor más potente de la farnesil-difosfato-sintasa y de la reabsorción ósea7.
El ácido zoledrónico es el primer fármaco que permite el tratamiento anual en pacientes postmenopáusicas afectas de osteoporosis o con un alto riesgo de fractura. La administración intravenosa de 5 mg de ácido zoledrónico una vez al año ha demostrado ser eficaz para reducir el riesgo de fracturas vertebrales en pacientes con osteoporosis postmenopáusica o de fractura de cadera por traumatismo leve reciente8. A su vez produce aumento en la densidad mineral ósea y reducciones en los marcadores de recambio óseo9. Siendo generalmente bien tolerado, su administración anual hace que sea una opción de tratamiento cómodo y eficaz, de tal manera que la adhesión del paciente al tratamiento no sea ningún problema, manteniendo a la vez la protección del hueso durante todo un año.

Leer más

Elevada prevalencia de hipovitaminosis D en una población que acude a un Centro de Salud de Tenerife, Islas Canarias

Sr. Director:
Es bien conocida la existencia de hipovitaminosis D en la población, tanto en la general como en determinados grupos de pacientes [1,2], siendo más importante en las personas de edad que viven institucionalizadas en centros de crónicos [3].
Al ser Las Islas Canarias un archipiélago con un gran número de horas de sol y, por lo tanto, con una gran disponibilidad de lo que constituye la fuente natural de vitamina D, cabría esperarse una baja prevalencia de hipovitaminosis D en nuestra población; pero varios estudios realizados en nuestro medio han confirmado que las cifras de vitamina D son tan bajas como las existentes en otras localizaciones de España situadas más al Norte [4-8]. En este sentido, es muy llamativo el estudio realizado en alumnos de Medicina canarios, que al ser jóvenes, sanos y con los conocimientos necesarios sobre la fisiología de la Vitamina D, aún disponiendo de una gran número de horas de sol, presentaron una elevada prevalencia de hipovitaminosis D [9].

Leer más

Acción de la cerveza sobre el hueso

Aunque se ha demostrado que el exceso de alcohol es un factor importante de riesgo de osteoporosis, el consumo moderado de cerveza parece tener efectos beneficiosos en el hueso. En esta revisión se comenta la evidencia científica sobre el posible efecto beneficioso de la cerveza en el metabolismo óseo, describiéndose los elementos de la misma que pueden ser responsables de dichos efectos positivos, relatándose que, tanto los polifenoles como los flavonoides, y entre ellos el lignano y sobre todo el silicio, todos ellos componentes de la cerveza, actúan de forma positiva en el metabolismo óseo y en la masa ósea.

Leer más

Fractura de cadera: ¿una oportunidad para tratar la osteoporosis?

La fractura de cadera es la complicación más grave de la osteoporosis, no sólo por la morbimortalidad que conlleva sino por los costes socio-sanitarios que genera 1. Sin embargo, a pesar de este enorme impacto, en la práctica, la identificación y el tratamiento de la osteoporosis y el seguimiento adecuado de los individuos que han sufrido una fractura de cadera es muy irregular 2.
En España, el uso de medicación antiosteoporótica, en general, y en el ámbito de la Atención Primaria en particular, es mayor en el grupo de mujeres con una media de edad de 65 años. Sin embargo, es mucho menor en aquéllas con edades más propensas a la fractura de cadera 3,4. Además, a pesar de que el arsenal terapéutico de la osteoporosis se ha incrementado notablemente en la última década, el uso de fármacos antirresortivos u osteoformadores después de sufrir una fractura de cadera es bajo, e incluso, ha disminuido en países como los Estados Unidos 5.

Leer más

Buscador

Generic selectors
Solo mostrar coincidencias exactas
Buscar en títulos
Buscar en cuerpo de texto
Buscar en artículos
Buscar en secciones de
Filtrar por categorías
11
120181003
120181004
120191101
Artículo especial
Carta al Director
Comités
Comunicaciones Orales
Comunicaciones Póster
Documentos Especiales
Editorial
Imágenes de osteología
Índice de Autores
Índice de comunicaciones
Notas Clínicas
Noticias de la SIBOMM
Originales
Presentación
Revisiones