Revista de Osteoporosis y Metabolismo Mineral

Datos bibliométricos:
Citescore: 0,14 | SCImago Journal Rank : 0,12 | Google Académico: 0,0172

Empresas Colaboradoras:

Revista según normas "Uniform Requirements for Manuscripts Submitted to Biomedical Journals" www.icmje.org

La Revista se adhiere a los principios y procedimientos dictados por el "Committee on Publication Ethics (COPE)" www.publicationethics.org

Volumen 7 · Número 3 · Septiembre 2015


Bienvenida

Queridos amigos SEIOMM, compañeros todos:

Es un auténtico honor para mí presentaros la que será la XX edición del Congreso Nacional de Osteoporosis y Metabolismo Mineral que nuestra querida SEIOMM celebrará en Bilbao, en el Bizkaia Aretoa del 21 al 23 de octubre de 2015.

leer más

Com. orales: Sesión 1

1. Influencia de la nutrición y composición corporal en la masa ósea de los adultos con síndrome de Down
García Hoyos M1, García Unzueta MT2, Ruiz Llamosas S1, Sierra Setién I1, Luis D de1, Riancho JA1, Valero Díaz de Lamadrid C1
1 Servicio de Medicina Interna y 2 Servicio de Análisis Clínicos, Hospital Universitario Marqués de Valdecilla, Universidad de Cantabria. RETICEF. IDIVAL. Santander; 3 Servicio Endocrinología, Hospital Clínico Universitario de Valladolid
Introducción: Las personas con síndrome de Down (SD) tienen una alta prevalencia de obesidad, debido en parte a un metabolismo basal lento y a malos hábitos alimentarios. La influencia de la composición corporal en la masa ósea de estas personas no ha sido bien estudiada.
Objetivo: Analizar el estado nutricional y la composición corporal de las personas con SD y determinar cuál es su influencia en la masa ósea.
Material: Se incluyeron 76 personas con SD y 77 controles de la población general ajustados por edad y sexo. Se recogieron variables antropométricas y se realizó una encuesta nutricional de tres días (softwaredietsource). Se midió la DMO en columna lumbar (CL) y cuello de fémur (CF), y la composición corporal (masa muscular y grasa en gramos y porcentaje) mediante DXA con un densitómetro Hologic QDR 4500. Se calculó la DMO volumétrica (DMOv) mediante las fórmulas publicadas. El análisis de regresión multivariante determinó que variables se asociaban a la DMOv.
Resultados: La media de edad fue de 33 años (18-64 años; 53% varones). Las personas con SD, respecto a los controles, consumían más vitamina C (148 mg vs. 103 mg, p<0,001), vitamina B1 (1,6 mg vs. 1,4 mg; p=0,021), vitamina B6 (1,8 mg vs. 1,6 mg; p=0,032), vitamina B12 (7,7 µg vs. 4,7 µg; p=0,004) y vitamina A (1827 µg vs. 1356 µg; p=0,001), así como ácido fólico (213 µg vs. 167 µg; p=0,001) y potasio (2812 mg vs. 2468 mg; p=0,031). El peso y altura de las personas con SD fue inferior, pero el IMC fue mayor (26,5 kg/m2 vs. 24,1 kg/m2; p<0,001). Tenían menos masa muscular subtotal, tanto en gramos (36462 g vs. 44465 g; p<0,001) como en porcentaje (66% vs. 70%; p<0,01), pero mayor componente graso (31% vs. 27%; p=0,009). No hubo diferencias en la DMOv entre ambos grupos, ni en CL (0,244 g/cm3 SD y 0,255 g/cm3 controles; p=0,06) ni en CF (0,325 g/cm3 SD y 0,309 g/cm3 controles; p=0,10). Las variables que se relacionaron con la DMOv de CF, en ambos grupos, fueron la edad (coef.ß=-0,352; p=0,001) y el porcentaje de grasa subtotal (coef.ß=0,306; p=0,01). Conclusiones: En líneas generales las personas con SD tienen una nutrición saludable. Aunque su composición corporal es diferente, con menor masa muscular y mayor porcentaje de grasa, tienen una masa ósea ajustada por el tamaño del hueso similar a la de la población general. El porcentaje de grasa parece relacionarse positivamente con la densidad mineral ósea en el cuello de fémur en ambos grupos.

leer más

Com. orales: Sesión 2

1. Análisis de trabecular bone score en la cohorte B-ABLE. Efecto de los inhibidores de aromatasa con o sin bifosfonatos
Rodríguez Sanz M1, Martos T2, García Giralt N1, Tusquets I2, Servitja S2, Martínez M2, Albanell J2, Aymar I3, Díez-Pérez A1,3, Nogués Solán X1,3
1 IMIM (Institut Hospital del Mar d´Investigacions Médiques), Red Temática de Investigación Cooperativa en Envejecimiento y Fragilidad (RETICEF), Instituto de Salud Carlos III FEDER. Barcelona; 2 Departamento de Oncología Medica, Parc de Salut Mar. Barcelona; 3 Departamento de Medicina Interna, Parc de Salut Mar, Universitat Autónoma de Barcelona
Introducción: La privación estrogénica causada por los inhibidores de la aromatasa (IA) produce una pérdida de masa ósea y un incremento del riesgo de fracturas. Además se desconoce si los IA alteran la microarquitectura ósea. El trabecular bone score (TBS) es una medida de textura a partir de imágenes DXA de columna que proporciona un índice indirecto de la microarquitectura trabecular.
Objetivos: Analizar el efecto de los IA sin/con bifosfonatos (BF) sobre la microarquitectura ósea mediante la medición el TBS.
Material y métodos: La cohorte B-ABLE es un estudio prospectivo de pacientes caucásicas, postmenopáusicas con cáncer de mama, en tratamiento adyuvante con IA. Las pacientes con osteoporosis [T-score <-2,5] o con un T-score ≤-2,0 y antecedentes de fractura recibieron BF orales semanalmente (Grupo BF). Las pacientes no osteoporóticas fueron asignadas al grupo de observación (Grupo No-BF). Las variaciones de TBS y DMO en columna lumbar se analizaron mediante t-test de muestras pareadas. La relación, tanto entre los valores absolutos de TBS y DMO, como entre sus variaciones se analizó mediante la correlación de Pearson. Resultados: Se reclutaron un total de 462 pacientes, de las cuales 125 (27%) fueron tratadas con BF orales. En términos de variación intraindividual acumulada de DMO lumbar y TBS, el grupo no-BF sufrió una pérdida a los 2 años de tratamiento del 2,5% (p<0,001) y del 1,01% (p<0,01), respectivamente. En el grupo BF los pacientes experimentaron incrementos significativos en la DMO lumbar (2,08%; <0,001) pero no en el TBS (0,17% p=0,9). Los cambios en la DMO fueron de una magnitud significativamente mayor que los de TBS. Se observa una correlación significativa entre los valores absolutos de DMO y TBS, tanto iniciales (0,40; p<0,001) como a 2 años (0,38; p<0,001), pero no entre sus variaciones. Conclusiones: El efecto de los IA provoca una disminución más acelerada de la DMO, pero no del TBS, en comparación con lo observado en la osteoporosis primaria. No se detecta una influencia significativa de los BF orales en el TBS en las pacientes con IA. Es necesario comprobar estos resultados al finalizar la terapia con IA, a los tres o cinco años de tratamiento para corroborar que la microarquitectura medida mediante TBS permanece sin modificación.

leer más

Com. orales: Sesión 3

1. Producción y caracterización de dos líneas inmortalizadas de osteoblastos humanos útiles para estudios epigenéticos
Pérez-Campo FM1, May T2, Zauers J2, Sañudo C1, Delgado-Calle J1, Arozamena J1, Berciano MT3, Lafarga M3, Riancho JA1
1 Departamento de Medicina Interna, Hospital Universitario Marqués de Valdecilla-IDIVAL Universidad de Cantabria. Santander; 2 InSCREENeX GmbH, Braunschweig. (Alemania); 3 Departamento de Anatomia y Biología Celular, Universidad de Cantabria-IDIVAL. Santander
Introducción: Los osteoblastos primarios pueden sufrir un numero limitado de divisiones celulares antes de entrar en senescencia replicativa. Para evitar este inconveniente se han desarrollado líneas inmortalizadas de origen murino o líneas establecidas a partir de tumores humanos. Sin embargo, éstas presentan ciertos inconvenientes para el estudio de la formación ósea en humanos. En las líneas tumorales humanas se desconocen los eventos que llevaron a la transformación oncogénica, mientras que las limitaciones de las líneas murinas derivan de la existencia de características específicas de la especie. De hecho, estas líneas osteoblásticas murinas no reproducen adecuadamente el efecto de los agentes demetilantes en células humanas. Estas limitaciones demuestran la necesidad de desarrollar líneas celulares humanas que respondan a esta clase de tratamiento y que nos permitan estudiar el efecto de estos agentes in vivo.
Objetivo: Desarrollar líneas de osteoblastos humanos inmortalizados que respondan a agentes demetilantes, permitiéndonos así analizar los efectos de cambios en los niveles de metiliación sobre la expresión génica y la formación de hueso in vivo.
Material y método: Se aislaron osteoblastos primarios a partir del fémur de pacientes intervenidos para colocar una prótesis de cadera. Las líneas primarias se infectaron con lentivirus portadores de genes que promueven la inmortalización. Una vez inmortalizadas, se analizó su morfología, proliferación, perfil de expresión génica y capacidad osteogénica in vitro e in vivo.
Resultados: Las líneas inmortalizadas proliferan normalmente, expresan marcadores osteogénicos típicos y son capaces de responder de forma normal al tratamiento con vitamina D. El aumento de la expresión del gen ALPL en respuesta al agente demetilante AzadC in vitro indica que estas células conservan los mecanismos de regulación de la expresión por metilación del ADN. In vivo, las líneas celulares inmortalizadas producen matriz ósea y responden al tratamiento con AzadC, como queda reflejado por el aumento, en respuesta a ese tratamiento, de los niveles de transcripción del gen SOST, cuya expresión es regulada por cambios en la metilación del ADN.
Conclusiones: Las dos líneas de osteoblastos humanos inmortalizadas descritas en este trabajo constituyen una herramienta extremadamente útil para el estudio del papel de la metilación del ADN en la regulación de la homeostasis del hueso in vivo. Financiado por beca ISCIII-UE (Fondos FEDER, PI 12/0615).

leer más

Com. póster: Sesión 1

1. ¿Se fracturan más los pacientes en tratamiento con corticoides a pesar de no seguir las recomendaciones?
Haro-Martínez AC1, Palma-Sánchez D1, Mayor González M1, Moreno Martínez MJ1, Peñas Martínez E1, Martínez de Gea F1, Reyes-García R2
1 Unidad de Reumatología y 2 Unidad de Endocrinología, Hospital Rafael Méndez. Lorca (Murcia)
Introducción: El uso crónico de corticoides es la causa más frecuente de osteoporosis secundaria. En los primeros meses de tratamiento se produce una mayor pérdida de masa ósea, aumentando el riesgo de fractura hasta en un 50% de los pacientes según determinadas series. En reumatología los corticoides se utilizan habitualmente en el tratamiento de enfermedades inflamatorias, por lo que en 2001 la American College of Rheumatology (ACR) publicó una serie de recomendaciones para la evaluación, prevención y tratamiento de la osteoporosis inducida por corticoides
Objetivo: Valorar la prevalencia de osteoporosis y/o de fractura osteoporótica en pacientes con enfermedad reumática inflamatoria en tratamiento crónico con corticoides a los que no se les aplica las recomendaciones ACR 2001.
Material y método: Estudio transversal en el que se incluyeron pacientes con enfermedad reumática inflamatoria en tratamiento corticoideo vía oral con una dosis mayor o igual a 5 miligramos (mg) de prednisona o equivalente durante al menos 3 meses que tenían realizada densitometría ósea central (DEXA) y no llevaban tratamiento para la osteoporosis. Se recogieron las siguientes variables: caracteríticas sociodemográficas, T-score lumbar y femoral, existencia de fractura osteoporótica (vertebral, cadera y fractura de Colles), dosis acumulada y duración en meses de tratamiento corticoideo. El resultado de DEXA se dividió en 3 grupos: osteoporosis (menor de -2,5), riesgo de fractura en pacientes con corticoides (entre -1,5 y -2,5) y bajo riesgo de fractura (mayor de -1,5). En el análisis estadístico descriptivo de variables cuantitativas se utilizaron las medias, desviación estandar, medianas e intervalo de confianza (IC) y para variables cualitativas se utilizaron frecuencias.
Resultados: Se incluyeron 52 pacientes, 38 mujeres y 14 hombres, con una edad media de 57,5±;13,43. La duración media de tratamiento con corticoides fue 71,17 meses, la mediana 58 y el IC 3-264. La dosis media acumulada fue 11.275,76 mg, la mediana 8.931,25 y el IC 600-40.150. El 82,7% de los pacientes presentó un T-score mayor de -1,5, el 13,5% entre -1,5 y -2,5 y sólo el 3,8% menor de -2,5. Se realizó estudió radiológico de columna dorsal y lumbar en el 71,15% de los pacientes, no encontrando ninguna fractura vertebral. Sólo un paciente presentó una fractura de Colles.
Conclusiones: A pesar de no haber seguido las recomendación ACR, nuestros pacientes presentaron una baja prevalencia de fractura osteoporótica y la mayoría tenían bajo riesgo de fractura según DEXA.

leer más

Com. póster: Sesión 2

1. Efecto de PTH 1-84 en la cantidad y la calidad del hueso
Malouf J1,3, Magallares B1, Herrera S1, Marín A1, Di Gregorio S2,3, Río L del2,3
1 Unidad de Metabolismo Mineral, Hospital de la Santa Creu i Sant Pau. Barcelona; 2 Grupo Médico CETIR. Barcelona: 3 Grupo SEIOMM TBS
Introducción: Está descrito que el tratamiento con PTH1-84 produce una mejora tanto en la cantidad como en la calidad del hueso.
Objetivo: El objetivo de este estudio fue evaluar el efecto de PTH 1-84, en condiciones de práctica clínica habitual, sobre la microcarquitectura ósea trabecular vertebral medida mediante la técnica de TBS en pacientes diagnosticadas de osteoporosis postmenopáusica.
Material y métodos: Se incluyeron 20 pacientes en tratamiento con PTH 1-84 durante 24 meses. Se recogieron características demográficas y clínicas basales (género, edad, talla, peso). Se realizó DXA de columna lumbar al inicio del tratamiento y a los 12 y 24 meses. La determinaciones de DXA se realizaron mediante un densitómetro Discovery (Hologic, EEUU). Se utilizó la prueba de t-Student para analizar los cambios en el seguimiento. La variación en % y DE de la exploración basal se determinaron y normalizaron a los 12 y 24 meses. Se realizaron análisis de efectividad y concordancia. La significación estadística se estableció en <0,05. Resultados: La edad media de las pacientes fue de 70,1±6,8 años, con un IMC de 24,8±3,5 kg/m2;. Tras la normalización, tanto la DMO como el TBS presentaron un aumento en el mes 12 y 24 de tratamiento, como se muestra en la figura 1. Los cambios fueron significativos (<0,05) a los 12 meses frente a basal tanto para DMO +0,42SD (+6,1%) como para TBS +0,37 SD (+2,6%). A los 24 meses, la DMO mantuvo un aumento significativo alcanzando +0,52SD (+8,9%) (<0,001), mientras que TBS permaneció estable +0,39SD (+2,7%, p=0,08)). Los cambios en DMO y TBS a los 12 y 24 meses no se correlacionaron entre sí. (r#0; p>0,8). Teniendo en cuenta los sujetos que mostraron un aumento, TBS exhibió un aumento de 4,9% (70% de los sujetos) y 6,4% (60% de los sujetos) a los 12 y 24 meses, mientras que el aumento de DMO fue de 8,4% (80% de los sujetos) y 10,9% (90% de los sujetos). La concordancia entre la DMO y TBS en cuanto a % de cambio fue de 80% y 70% a los 12 y 24 meses respectivamente.
Conclusiones: Este estudio confirma que el tratamiento con PTH 1-84 produce un aumento tanto en DMO como en TBS, siendo más pronunciado en el caso de la DMO. Estos resultados se correlacionan con los datos publicados previamente. Tras 12 meses el TBS se mantuvo estable, indicando un posible efecto diferenciador del tratamiento entre hueso cortical y trabecular apoyando la teoría de una modificación finita de la estructura trabecular hipotetizada recientemente por Del Río et al. (Bone 2015).
http://www.revistadeosteoporosisymetabolismomineral.com/imagenes/articulos/7-3_4_com-poster-s2-1_tab1.gif

leer más

Com. póster: Sesión 3

1. Síndrome general y dolores óseos en un paciente tratado con tenofovir
Arnaiz de las Revillas F1, Lino Montenegro E2, Marcote Ibáñez C1, González- Lamuño D3, García Unzueta MT4, Riancho JA1
1 Servicio de Medicina Interna, Hospital Universitario Marqués de Valdecilla; 2 Gerencia de Atención Primaria, Servicio Cántabro de Salud; 3 Servicio de Pediatría, Hospital Universitario Marqués de Valdecilla; 4 Servicio de Análisis Clínicos, Hospital Universitario Marqués de Valdecilla. Santander
Introducción: El tenofovir (TDF) es un inhibidor de la transcriptasa inversa análogo nucleótido para el tratamiento de la infección por virus de la inmunodeficiencia humana (VIH). Se han publicado casos de síndrome de Fanconi asociado a este fármaco.
Caso clínico: Varón de 64 años con infección por VIH conocida desde hace 22 años, en tratamiento con didanosina, tenofovir, lopinavir/ritonavir. Durante los dos últimos años refería un cuadro progresivo de astenia y discretos dolores óseos difusos. En varias determinaciones se había observado una elevación de la fosfatasa alcalina (FA) total y ósea, así como de la PTH. Se realizó una radiografía simple de columna que mostró únicamente signos degenerativos, y una gammagrafía con Tc99, que resultó normal. Durante el último mes empeoró su estado, con mayor astenia, disminución de fuerza, dificultad para caminar y pérdida de 7 kg de peso, por lo que fue ingresado en el hospital.
Pruebas complementarias: Entre los datos analíticos destacaban hiperglucemia leve (154 mg/dl), glucosuria marcada (4+), hipofosfatemia, hiperfosfaturia, hipouricemia (2 mg/dl), ligera acidosis metabólica (bicarbonato 19 mmol/l) y proteinuria (945 mg/24h). Además, aminoaciduria moderada, con valores aumentados de glicina (x2), valina (x2), serina (x4) y treonina (x4). El FGF23 sérico fue de 6 pg/ml.
Diagnóstico y evolución: A partir de esos resultados se estableció el diagnóstico de síndrome de Fanconi incompleto con hipofosfatemia grave y probable osteomalacia, en relación con TDF. Se retiró dicho fármaco y se inició tratamiento con raletgravir y darunavir/ritonavir. Además se administraron suplementos de fósforo, 25- hidroxivitamina D y 1,25-dihidroxivitamina D. Seis meses tras la retirada de TDF habían desaparecido los dolores óseos y la debilidad muscular, había recuperado el peso basal y se habían normalizado las alteraciones analíticas séricas, aunque la reabsorción de fosfato seguía siendo discretamente baja.
Conclusiones: El papel del FGF23 en la hipofosfatemia asociada a TFD es debatido. En nuestro paciente, los niveles de FGF23 estaban disminuidos, lo que va en contra de la implicación de este factor fosfatúrico y es consistente con un efecto directo del fármaco sobre los túbulos renales. Este caso ilustra la importancia de que los clínicos incluyan la posibilidad de hipofosfatemia secundaria a una tubulopatía proximal en el diagnóstico de los pacientes tratados con TDF que presentan síntomas como debilidad o dolores.

leer más

Com. póster: Sesión 4

PÓSTERS: Sesión 4
1. Calcidiol sérico y pruebas de función respiratoria en pacientes con enfermedad pulmonar intersticial (EPI)
Pieren A1, Tornero C1, Aguado P1, Bonilla G1, Navarro V1, Gómez-Carrera L2, Monjo I1, Paredes MB1, Moral­ E1, Balsa A1, Martín-Mola E1
1 Servicio de Reumatología y 2 Servicio de Neumología, Hospital Universitario La Paz. Madrid
Introducción: La hormona D, clave en la regulación del metabolismo óseo, ha sido implicada en la inmunomodulación y patogénesis de enfermedades autoinmunes. Se postula su papel en el desarrollo de enfermedades pulmonares intersticiales, al inhibir el fenotipo profibrótico de los fibroblastos pulmonares. Asimismo, se ha descrito una alta prevalencia de déficit de calcidiol en la EPI y su asociación con una función pulmonar disminuida.
Objetivo: Examinar la prevalencia de hipovitaminosis D en pacientes con EPI y analizar su relación con pruebas de función pulmonar.
Material: Estudio retrospectivo realizado en pacientes con enfermedad pulmonar intersticial, derivados desde Neumología a la Unidad Metabólica ósea para valoración de osteoporosis.
Método: Se han recogido datos de las historias clínicas: sociodemográficos y antropométricos, factores de riesgo para fractura, factores relacionados con la enfermedad pulmonar, parámetros bioquímicos del metabolismo óseo y pruebas de función respiratoria (FVC, FEV1, FEV1/FVC, DLCO, TLC). La insuficiencia de vitamina D se definió como niveles <30 ng/dl. La asociación entre niveles de vitamina D y las medidas de función respiratoria se realizó mediante análisis de regresión lineal. Resultados: Se recogen los datos de 44 pacientes. La edad media es de 66 años (±13), con predominio de mujeres (68%). El 45,5% presentan una EPI de origen idiopático (tipo NIU (4,5%), NINE (11,3%), NOC (31,8%)) y el 34,1% sarcoidosis. El 20% restante está formado por pacientes con vasculitis ANCA (4,5%), alveolitis alérgica extrínseca (9,1%) y EPI asociado a conectivopatías (artritis reumatoide, 6,81%). El 79,5% de los pacientes han sido tratados con corticoides con una dosis acumulada de 10 gramos de prednisona. La prevalencia de insuficiencia de vitamina D fue del 77,3%, un 40,9% con niveles séricos <20 ng/dl y un 6,8% <10 ng/dl. Únicamente la edad se correlacionó con los niveles de calcidiol. Dentro de los factores evaluados, se observó una correlación inversa (p=0,02), entre los niveles de calcidiol y la FEV1/FVC. Esta relación ajustada por la edad, no fue significativa. No se demostró asociación con la DLCO ni la capacidad pulmonar total. Conclusiones: En nuestros pacientes con EPI, la insuficiencia de vitamina D es muy prevalente. Los niveles disminuidos de calcidiol no se asociaron con un empeoramiento del patrón obstructivo medido por FEV1/FVC, como se ha descrito en otras neumopatías crónicas. La relación inversa encontrada en nuestro estudio precisa ser definida en posteriores estudios.

leer más

ÍNDICE DE AUTORES: Comunicaciones Póster

A
A Afonso MP 32
Aguado P 30, 38
Aguado Acebedo I 13
Aguilar del Rey FJ 18, 41
Alarcón I 32
Albert G 23
Alegre JJ 23
Alhambra MR 15
Allo Miguel G 24, 36
Alonso I 18
Alonso MA 42
Andrade M 27, 34
Araceli D 40
Aramendi M 36
Arévalo M 31
Armengol E 31
Arnaiz de las Revillas F 30
Aulinas A 17, 30
Avello LLano N 13
Ávila Rubio V 34, 40, 45
Avilés Pérez M 29
Aznar Villacampa E 28

leer más

Buscador

Generic selectors
Solo mostrar coincidencias exactas
Buscar en títulos
Buscar en cuerpo de texto
Buscar en artículos
Buscar en secciones de
Filtrar por categorías
120181002
920181001
Artículo especial
Carta al Director
Comités
Comunicaciones Orales
Comunicaciones Póster
Documentos Especiales
Editorial
Imágenes de osteología
Índice de Autores
Índice de comunicaciones
Notas Clínicas
Noticias de la SIBOMM
Originales
Presentación
Revisiones
Spanish